11.22.2007

Tsumi la geisha, Capitulo 3


Tokyo, 1197

Un dia del otoño, con lluvia suave que mojaba las calles, las casas de madera se extendian a lo lejos y pequeñas columnas de humo se elevaban al cielo desde los tejados de las casas, poca gente por la calles, estaba todo el mundo ocupado y Tsumi era feliz, a pesar de que le habia sido muy duro abandonar la corte del shogun, y de empezar una nueva vida diferente, ahora, se sentía feliz, se habia casado, y estaba en su ultimo mes de embarazo, le gustaba la calma que podia sentir, le gustaba sentise simplemente mujer, vestida con ropas neutras, sin el maquillaje que durante tantos años habia utilizado, acariciando su vientre, durante horas y cantandole a quien crecia en su utero..

Realmente su vida habia dado un vuelco total, no se sentia arrepentida, aunque era cierto que su vida en palacio la habia hecho sentir cosas increibles en su interior, ahora ya no era una geisha, sino simplemente una mujer, y eso la habia liberado, aunque cada semana, cuando Hakura, su marido tomaba su dia de descanso le preparaba el te siguiendo el rito de las geishas, y el se sentia orgulloso de eso.

Se daba cuenta que las cosas que habia adorado durante años, ahora le parecian intranscendentes incluso disolutas, su mente era diferente, y a pesar de no arrepentirse de lo pasado, y de incluso extrañarlo en alguna ocasion, no lo cambiaria por nada.

Tsumi se movia por la pequeña casa con algo de pesadez, su estado era avanzado, pero su rostro denostaba que estaba bien, a gusto, su felicidad era completa, y le gustaba recordar cada instante, se sorprendia a si misma recordando momentos junto a Hakura, una sonrisa iluminó su cara y cerrando los ojos y suspirando recordó..

habian pasado varios meses de su nueva vida, la convivencia era estupenda, y se llevaban muy bien, Hakura es un hombre callado, detallista, que expresa amor con sus miradas y silencios, no es muy hablador, pero ella se siente cuidada, el trabaja en el campo, cuidando los arrozales, y tambien de pescador en el mar, por lo que se pasa largas horas al dia sola, en la casa, cocinar no le ocupa mucho tiempo, como tampoco le ocupa tiempo limpiar, y tiene muchas horas para descansar, le gusta escribir, y lentamente con su cuidada caligrafia empezó a escribir su historia, como entretenimiento, pero disfrutaba recreando cada detalle de ella.
Y hoy, estaba escribiendo sobre el dia. Asi llamaba al dia en que tuvo la certeza de que estaba embarazada...

Hakura habia llegado tarde, olia a pescado, habia estado pescando todo el dia, y por la tarde, habian estado limpiandolo, pero al llegar a casa Tsumi le tenia preparado un baño caliente y con un jabon que ella misma preparaba con olor a flores de cereza.
Ambos se introdujeron en el baño, ella a su espalda, le acariciaba y enjabonaba con extrema dulzura y lentitud, recorriendo desde el cuello hasta sus nalgas, y los muslos y sus brazos una y otra vez, para despues derramar agua caliente sobre su cuerpo y retirarle el jabon.
A cointinuacion, se levanto y se coloco frente a el, arrodillandose dentro de la bañera amplia, paso a enjabonarle el pecho mientras sabia que el estaba mirando ansioso sus bellos y delicados pechos, con los pezones pequeitos y erectos, apuntandole a el, pero ella seguia su tarea, bajando desde el pecho hasta el vientre y llegando a su miembro que obviamente, estaba erecto por el deseo y elplacer que ella le estaba generando.

al llegar a su miembro, lo tomo en sus manos, acariciandolo y enjabonandolo con cuidado, notando como palpitaba entre sus dedos, le acaricio los testiculos y la zona del perineo, haciendo que el se reclinara hacia atras, jugueteo con sus deditos en su ano, limpiandolo y enjabonandolo tambien, pero sin soltar su polla, que cada vez estaba mas dura y palpitante..

Su mano subia y bajaba con extrema delicadeza, pero de vez en cuando la apretaba desde la base, subiendo, y entonces el se arqueaba sin decir palabra y gemia muy bajito..a ella la excitaba ese momento, sentia su coñito humedo, que mantenia siempre depilado cosa que a Hakura le encantaba, y soltando en ese instante su polla...se incorporó para ayudar a su marido a levantarse, una vez en pie, acabó de aclarar todo el jabon con agua, y salió de la bañera para coger unos trozos de ropa seca y caliente, Hakura la siguio como siempre en silencio, y una vez fuera, sobre una piel de oveja en el suelo, ella se entretuvo en secarlo completamente desde arriba hasta abajo, para arrodillarse entonces y tomar la polla de su marido, entre sus manos y secarla con infinito cuidado, acabo de secarle las piernas y pies, y entonces volvio a tomar aquel pene duro para acariciarlo y lamerlo, besandolo lentamente, sabia que eso le provocaba un inmenso placer, y lo alargaba hasta que ya ella misma no podia esperar para sentirlo en su boca, sorbiendolo, succionandolo y acariciando con sus manos al mismo tiempo su polla y su ano..lo volvia loco de placer y ella se sentia inundada de deseo en sus entrañas...

Finalmente, se levantó, tomandolo de la polla, la hizo seguirla hasta la habitacion tumbandose sobre un pequeño tatami grueso, vió como el se acercaba a ella, milimetro a milimetro con todo el tiempo del mundo, y la besaba y acariciaba sus pechosy pezones.. y notaba la polla adentrandose en su vagina, resbalando y llenandola de sensaciones placenteras.

Ella cruzó sus piernas sobre la cintura de el apresandolo para que no se escapara, y movia su vagina apretando la polla que se clavaba en su interior, mientras iniciaba unos movimientos en circulitos que les llevaba al extasis, mientras el empujaba con fuerza, ella notaba sus testiculos chocando contra sus labios concada empujon, y eso la excitaba aun mas..y cuando sus movimientos pasaron a ser ya incontrolables, los gemidos de ambos inundaban la estancia apenas iluminada por la luz de un par de velas, se acercaba el instante supremo, ella notaba como sus palpitaciones se fundian con las de su hombre, como la polla parecia crecer dentro de su prision, y los gritos ya eran sonoros y fuertes, cuando los chorros de semen al llegar el orgasmo de Hakura la calentaron y llenaron su vagina de una mezcla de fluidos uqe la hicieron gritar con tanta fuerza que ella misma se sorprendió, clavaba sus dedos en los brazo sd esu marido que se agitaba en los ultimos espasmos, y caia sobre ella derrengado para besarla una vez mas, sin que ella aflojara su presa..para ella no habia sido un orgasmo habitual, habia sentido una explosion sin igual en su cererbro, en su corazon, su vagina quemaba por el semen caliente recibido y podia sentir como una reaccion en cadena en sus entrañas..sonriendo tras unos minutos de caricias y besos, miro a Hakura...hoy no solo me has hecho tuya, le dijo, hoy me has convertido en la madre de tu hijo..y se durmieron tal cual..

Al abrir los ojos, Tsumi sonreia, la felicidad era inmensa, porque si, aquel dia habia quedado embarazada, y el fruto de aquel momento se habia ido desarrollando en su interior.

Ahora empezaba una nueva vida, una nueva etapa, la de ser madre, la de que alguien seguiria su linaje, el de ambos..y no le importaba la pobreza, ni siquiera la modestia de su hogar, porque ella tenia lo que queria, el amor de su marido y su proximo hijo

5 comentarios:

olowa dijo...

aúnas erotismo, y amor con una manera de hacer tan natural que engancha!!!

laura dijo...

Veo que has consegido la informacion que necesitabas, una cosita, a mi, personalmente, me gustaria tener esto en papel y con ilustraciones jajaja, no se si me explico, espero que pronto lo publiques como tus anteriores libros, yo lo compro fijo

Saludos ............. Laura

Tormenta dijo...

Guauuuu.
Me he quedado sin palabras (y sin aliento).
Digo lo que Laura, fijo que yo también lo compro.

adry brovia dijo...

Buenísmo relato donde mezclás lo sexual con lo afectivo...hoy en día que parece ser una antiguedad...
Me gustó mucho, espero que seas parecido a lo que escribís...
Un beso
Adriana

David del Bass dijo...

Me encanta el mundo de las geishas, muy bueno el texto!

 
Copyright by El Tejado del Gato 2005-2006-2007-2008-2009