12.13.2013

Noche de Sexo entre Jupiter y Venus Final

A los orgasmos de ambos, sucedió un tiempo de calma que sirvió otra vez, para que ambos recuperaran el resuello, y volver a ser dueños de ellos mismos.
A un gesto de Venus, las dos sirvientas, volvieron a acompañar a Jupiter al lecho, tumbandolo boca arriba,, se sentaron ambas cada una sobre una de sus piernas, frotando sensualmente sus sexos humedecidos y calidos, pantorrillas y muslos iban siendo bañados por los flujos lubricantes de sus vaginas excitadas, hasta que Venus, que se acomodó a su lado, las hizo desaparecer con un autoritario gesto.

Jupiter abrió su boca dispuesto a decir algo, pero Venus, de forma delicada, tapo con un dedo los labios del hombre, para a continuación unir sus bocas en un largo, excitante y húmedo beso, en el que las lenguas de ambos se enzarzaron en un baile, enroscandose de forma interminable apretando sus cuerpos el uno contra el otro, respiraban sus alientos, y compartían sus salivas, las manos de cada uno de ellos recorria el cuerpo del otro, y el deseo volvía a apoderarse de los cuerpos de los amantes, Venus empapada en sus flujos mientras frotaba su sexo contra el muslo de Jupiter, mientras su pene nuevamente erecto dispuesto para dar placeer se apretaba contra el suave vientre de Venus. el hombre acariciaba, apretaba y lamía y besaba los pechos de la mujer, mordisqueaba y daba pequeños tironcitos con sus dientes de los pezones de ella, que estimulada de esa manera inundaba aun más su vagina encendida de pasión, arqueando su espalda hacia atras, doblandose para sentir mejor la lengua que la embargaba y la llevaba al placer, a continuación era Venus la que lamia y mordisqueaba los pezones del hombre, omitiendo ambos los sexos respectivos, y continuando con los besos que cada vez eran mas intensos, largos y estimulantes.

Se recorrían, se acariciaban, Jupiter sentia su cabeza embarullada por las multiples sensaciones maravillosas que experimentaba, el olor de la piel de Venus, el de sus cabellos, se sentía embriagado y traspuesto, enardeciendose mas y mas creyendo que su verga explotaria si no entraba en la vagina de la mujer que lo llevaba a las mas altas cotas de deseo que habia sentido jamás. Le parecía estar ardiendo en un fuego, temblando como unniño con cada caricia de Venus, gemía, tosía, reía,eran unas manos expertas y suaves que encontraban los puntos sensibles de Jupiter, entonces Venus tomo el miembro de Jupiter sentandose encima de el, adentrandolo muy muy muy despacio en su interior, dejando que la fuera llenando milimetro a milimetro y gozando de forma evidente con la penetración lenta, engullendolo facilmente mojandolo y apretando su vagina contra la verga masajeandola en un juego de apretones vaginales que volvieron loco a Jupiter. 

Sus testiculos chocaban contra los labios del sexo de Venus con cada empujón, Jupiter no dejaba de empujar arqueando como antes hiciera la mujer, su espalda hacia atrás, sentía como la llenaba, y como su sexo estaba prisionero en la mas ardiente y a la vez deseada prision que lo mantenía preso, los humores vaginales abundantes mojaban vientre, muslos, testiculos y sabanas sin que los amantes dejaran de moverse al mismo ritmo, hasta que Venus empujo a Jupiter para poder cabalgarlo desenfrenadamente, apretando sus propios pechos con sus manos y frotando su clitoris contra el viernes se movia en circulos sin dejar que la polla de Jupiter se saliera de su interior. Notaba como aquel falo se hinchaba mas y mas dentro de ella, los gemidos de los dos se mezclaban en un concierto de sonidos guturales, y de los plosh plosh que sonaban con cada empujon de Jupiter en la vagina de la mujer, sus pieles brillaban por la transpiración del juego sexual, y siguieron con esos movimientos hasta que ya no pudieron más, perdieron el control, Venus grito al sentir el semen derramandose en su interior, caliente como el fuego, saliendo con fuerza casi a chorro la desbordó, la transportó al orgasmo más impresioante de ese dia, Jupiter gritaba de placer por su eyaculación, y durante unos segundos, el instinto más animal del ser humano fue el dueño de sus sensaciones, y actos. Tan solo unos segundos mas tarde, las sonrisas de ambos, evidenciaban lo que sentían y ella volvió a contraer su vagina sobre el miembro masculino, extrayendo las ultimas gotas del licor de vida de jupiter, moviendose con suavidad, hasta inclinarse sobre el, para besarlo en un beso lleno de sentimiento y agradecimiento por el placer obtenido, se fueron relajando, aunque sus respiraciones seguían agitadas, iban calmandose poco a poco, pero Venus deseaba una ultima cosa, y tras liberar de su encierro el falo masculino camino sobre sus rodillas hasta acercarse a la cara de Jupiter, y sentandose sobre la boca de él, no lo dudó ni un segundo, lamiendolo, y succionandolo recibia la mezcla de jugos masculino y femenino en su boca.sorbiendolo,  lamiendolo y chupandolo hasta que Venus buscó nuevamente su boca, compartió en el beso la mezcla de sus esencias.

Pocos minutos despues, abrazados los dos amantes, las sirvientas entraron nuevamente, esta vez para cubrir sus cuerpos desnudos y agotados, arropandolos mientras sus ojos cerrados, sus manos unidas y apretadas, mostraban la unión que habian conseguido y que probablemente sería eterna...se durmieron abrazados.

12.04.2013

Noche de Sexo entre Jupiter y Venus Parte 2

Venus era consciente de la excitación de Jupiter,seguía besando y lamiendo su pene ya muy muy duro y caliente, para a continuacion empezar a tragarlo en su boca húmeda lentamente, hasta llegar a engullirlo por entero, Jupiter no pudo evitar colocar sus manos sobre la cabeza de Venus, apretandola contra su sexo y dando, posiblemente sin ser conscientes empujones de sus nalgas hacia arriba para hacer la penetración bucal aún mas profunda, que ahora ya chupaba y sorbía con deleite de forma mucho más intensa. Jupiter jadeaba, gemía con intensidad, su cuerpo se cubria de sudor a pesar de estar en el agua, su corazón palpitaba con tanta fuerza que parecía querer estallar, y se iba acelerando más y más, momento en el que Venus decidió introducir su dedo índice en el ano de Jupiter mientras mantenía la felación sin pausar ni un solo instante. Los jadeos, gemidos se incrementaron, y Jupiter se movía como un poseso ante la doble estimulación de Venus, deseaba llegar al climax y expulsar su semen espeso, abundante y caliente en aquella boca que le provocaba tantisimo placer. Venus no dejaba de penetrar el ano de Jupiter, rotando su dedo en su interior que ya era totalmente incapaz de disimular su plcer y mucho menos de controlarlo,  y en su excitación gritaba con el placer que le estaba llevando a las cotas mas altas del climaz, era tanto lo que se estremecía que soltó la cabeza de Venus paa aferrarse con fuerza a la base de marmmol en el instante en que su espalda se arqueaba y todo el se tensaba al mismo tiempo que notaba como el semen, casi abrasandole en su camino de los testiculos al glande se derramaba enteramente en la boca humeda de una Venus que también estaba muy muy excitada. Venus no dejjo que se perdiera ni una sola gota del preciado y para ella delicioso semen que le regalaba el hombre, tragandolo, saboreandolo y siguiendo la succión hasta que ya lo hubo tragado todo, sin que Jupiter dejara de exhalar gritos de placer por lo que ella hacía.

Retirando su dedo del ano de  su boca y otra mano de la verga de Jupiter, le sonrió mirándole directamente a los ojos, jupiter correspondia a la sonrisa de Venus agradecido casi sin poder verla pues tenia todavia los ojos nublados por el orgasmo recien acabado. Paulatinamente fue volviendo a la realidad, calmándose su expresión y el acelerad palpitar de su extasiado corazón, aun asi continuaba todavia jadeante cuando las sirvientas volvieron a por el para sacarlo del agua y llevarlo a otra sala contigua, Venus tras ellos con una sonrisa en su rostro arrebolado por el deseo que ella aún no había podido satisfacer les seguía acariciando con la yema de sus dedos elclitoris claramente erecto que sobresalía entre los labis, mientras entraban a la sala.

Ayudaron a Jupiter a tenderse en el lecho enorme de una camara en la que ardían dos fuegos que mantenían la temperatura agradable y cálida, colocaron a Jupiter boca abajo, y le untaron todo su cuerpo con un aceite que olia a menta y mandarina lo que le fue relajando rápidamentedisfrutando de la sensación de calor, del olor, y de las manos femeninas recorriendo su todavía fatigado cuerpo sin tregua y sin dejar ninguna parte de dicho cuerpo sin untar.
Una vez acabaron llevaron a Jupiter a un sillón muy confortable situado enfrente de otro idéntico a dos metros de distancia del suyo, enel que Venus desnuda y con sus piernas separadas, mostraba su sexo, brillante por sus flujos, y con los labios hinchados y rojizos asicomo el clitoris que se mostraba ante el de forma descarada, provocativa y bella.

Viéndola asi, totalmente expuesta, regreso el calor instantáneamente a su piel, cada una de las sirvientas se colocó al lado de uno de ello, Jupiter sólo tenía ojos para Venus, su rostro, su pecho, su sexo incitandole, momento en el que al fijar nuevamente su vista en el, aprovecho para abrir totalmente sus piernas al tiempo que la sirvienta a su lado hacía lo propio, empezando a masturbarse ambas al mismo tiempo, acariciandose los pechos, jugueteando y pellizcando sus pezones totalmente erectos, mojando sus dedos y lamiendolos en sus bocas para lubricar e incrementar la excitación y la sensibilidad de los mismos, o descendiendo estudiadamente despacio por sus vientres hasta llegar al clitoris y acariciarlo con las yemas de los dedos suave pero firmemente y a continuación introduciendose dos, y tres dedos en sus vaginas rezumantes de flujo que hacian brillar los dedos empapados en el, cada vez que salian de su calido y suave alojamiento.

Jupiter hizo el amago de levantarse, pero la sirvienta a su lado le frenócon suavidad impidiendole que lo hiciera, se arrodilló ante el para centrar toda su atención en el pene erecto nuevamente ante ella, que oscilaba vibrante y palpitante ante sus ojos, tomándolo entre  sus manos recorriendolo despacio, cada vena, cada curva, de forma tan insinuante que aumentaba el frenesí del deseo de Jupitar estimulado además por la vision de Venus y en menor medida de la sirvienta gozando ante él. Notaba como su falo se endurecía más y másal sentir la boca de la sirvienta engulliendo de golpe y sin previo aviso encendiendo aun más su deseo todo su pene y lamiendolo glotonamente volvío a experimentar los temblores de la excitación recorriéndole toda su piel y cargando sus neuronas de un placer que le enloquecía. Aún así Jupiter no quitaba su mirada de Venus, en aquel momento frotando su clitoris frenéticamente jadando y gritando de placer sin prestar atención a nada más, al tiempo que su otra mano adentraba con casi fiereza tres dedos en su vagina que rebosaba flujos que manchaban de un tono más oscuro la zona del butacón de la mujer, penetrándose tambien con intensidad y temblando al igual que Jupiter que sin poder aguantar más, enloqueció nuevamente al derramar esta vez en la boca de la sirvienta sus chorros de leche coincidiendo con el grito casi angustioso y apremiante de Venus al sentirse recorrida por un elecctrico orgasmo que la hizo sacudirse en espasmos agitando todo su cuerpo al mismo tiempo, ambos Venus y Jupiter gritaron de placer mirándose el uno al otro directamente a los ojos....







12.02.2013

Noche de Sexo (Jupiter y Venus) Parte 1

Venus, llevaba tiempo intentando tener un encuentro a solas con Jupiter, un amigo suyo desde la niñez, y probablemente el hombre por el que se sentía más atraida de su circulo más próximo. Con la idea de facilitar la reunión de ambos, envío una invitación a Jupitercon la idea de agasajarle y hacerle ver, y sentir lo que ella, en su interior mantenía secreto.

Jupiter acababa de llegar de un largo viaje, y se encontraba muy cansado y aunque rechazó amablemente el ofrecimiento de Venus, acabo rendido a su condicion femenina totalmente persuasiva y acabó aceptando la invitación.

Aquella misma tarde, alrededor de las siete, Jupiter se presentó en la casa de Venus, cubierto por un habito blanco,solo adornado por un cinturon que ceñia su cintura y con el rostro, atractivo y con barba de varios dias, denotaba a las claras su cansancio.

Entró en la casa, acercándose dónde Venus le esperaba. Vestida con un largo vestido de escote muy etereo y pronunciado, el resto del vestido caia desde justo bajo su pecho hacia el suelo en multiples pliegues, estilizando la ya de por si preciosa figura de la mujer, que consciente del efecto que causaba en los hombres sonreia satisfecha ante Jupiter que se encontraba ante ella.

Se sentaron, y ante la pregunta de Jupiter, inquierendola sobre que se le había ocurrido para calmar y aliviar su fatiga, interrumpió las palasbras del hombre, colocando con suavidad su dedo indice sobre los labios, y ofreciendole una copa de un ponche templado ligeramente dulce, que al probarlo, sonrió deleitado por su sabor.

Hoy es un día para ti, Jupiter, hoy no hablaremos, simplemente me dedicare a llenarte de placeres y satisfaccion, espero que para todos tus sentidos, y en verdad, la copa de la quebebíaempezaba a no solo complacerle sino tambiena relajarlo y notando como su cansancio mengüaba.

Al acabar la bebida, Venús se levantó  y se acercó a Jupiter para solicitarle una única cosa, Jupiter asintió, y Venus le dijo que ella se mantendria en silencio, pero queria que el, le fuera contando todo lo que sintiera durante su encuentro, deseaba, ansiaba conocer de su propia boca, todo lo que sintiera. Jupiter sonriente y sorprendido volvió a sonreir.

Y asi, Venus tomó la mano de Jupiter, llevandolo hasta una piscina de agua ligeramente caliente, que fue desnudado completamente por dos de las silenciosas sirvientas de Venus, para despues dejar caer al suelo tambien sus vestidos y acompañarle hasta la piscina en la que se adentraron, el agua calida relajaria sus musculos cansados y mientras las sirvientas acariciaban y lavaban  cuidadosamente el cuerpo de Jupiter, recorrian cada centimetro de su cuerpo, sin dejar ningun rincon por acariciar con sus suaves manos, Jupiter sensible a las caricias empezó a notar como su corazonse aceleraba y hacia correr mucho más rápidamente la sangre por sus venas, tambien notaba como las caricias en sus genitales y ano, enardecían su masculinidad que se iba levantando rápidamente bajo el agua, siendo acariciada de forma intermitante por las manos de las sirvientas, una de ellas colocandose delante de el, empezó a sentir las manos de ella recorriendo su ya crecido miembro, mientras notaba como la otra frotab sus pechos por su espalda y bajaba con sus manos por las nalgas y visitaban con periodicidad su ano, excitándolo aún más. Los minutos iban pasando y Jupiter se dejaba llevar, hablaba en voz alta, para mayor satisfacción de Venus, que en el frontal de la piscina, aun vestida, lo observaba sin descanso, escuchando las palabras de jupiter...

- Siento el deseo en mis entrañas, noto el calor de la sangre recorriendome y mi corazon palpita acelerado, me gusta y me complace sentir las manos de tus sirvientas en mi cuerpo, acriciando mi pene y penetrando suavemente mi ano, cierro los ojos para sentir más intensamente, como mi sexo se endurece más con cada apreton de las manos de la mujeer, y como palpita deseando más caricias, me cuesta respirar, jadeo y gimo, porque disfruto con lo que siento..

Las manos de la sirvienta que masturbaba con lentitud a Jupiter, aceleraban sus movimientos, tan solo deteniendose para acariciar sus testiculos, la piel engeneral del hombre se iba volviendo más y más sensible a las caricias que recibia envolviendolo cada vez más en un halo de calor y deseo en el que se enmarcaba el rostro de Venus.

- siento apetito de ti, Venus, deseo sentirte ante mi, desnuda como yo, ver tu belleza de mujer, acariciar tu cuerpo, besarlo y llenarte de mi, acariciandote sin descanso, me haces falta ahora...

y Venus, complacida, se irguió de su asiento, para deshacerse del vestido que la cubria, mostrando toda su belleza ante el hombre que ya la deseaba muchisimo. Sus pechos tersos, suaves, su piel bronceada, las areolas ligeamente rosadas y lospezones erectos, mostraban claramente que ella tambien sentía deseo. Su vientre suave, enmarcado por las caderas de curvas pronunciadas, dejaban ver su sexo, los labios externos ligeramente hinchados, su clitoris asomandose en laparte superior, y probablemente húmeda en su vagina, se adentró en la piscina para llegar hasta Jupiter, que no se perdía detalle de cada parte de su cuerpo.

Acercándose a Jupiter, mientras las sirvientas lo acomodaban sobre un lecho de marmol bajo el agua, que al tumbarse sobre el mantenia cubierta casi la totalidad de u cuerpo a excepción de su cabeza y de su falo tieso.

Venus se colocó anteel hombre estirado, expectantes ambos, el pene del hombre se movia oscilante totalmente erecto, hinchado con las venas dibujandose por todo el, y el glande amoratado de deseos y Venus lo tomó en sus manos, logrando un respingo de placer del hombre, mientras acercaba sus labios a la parte superior, besando, y jugando con sus labiosy lengua largo rato, extrayendo del interior de la garganta masculina, jadeos, gemidos y sonidos de placer, su cuerpo se arqueaba ligeramente para sentir mejor la boca de Venus lamiendo, sorbiendo, chupando su verga enorme ya. Jugueteando con la uretra, manteniendo sus testiculos acariciados con una mano y sujetando el falo con la otra, succionaba y tragaba aquel miembro glotona y golosamente, llenandolo de saliva y excitandose ambos más y mas...

- Me estas volviendo loco, quiero agarrarte con mis manos, para que tu cabeza se mantenga eternamente asi, me tiembla todo el cuerpo, y me agito en etas aguas, no dejan de llegar sensaciones de placer a mi cerebro, y el mas minimo roce me hace saltar de placer...

en aquel momento las sirivientas, dejaron a solas a ambos...






4.10.2008

Y a ti, que es lo que te da mas morbo?

Carlos se encontraba entretenido en su ordenador, llevaba horas trabajando, entusiasmado, puesto que habian escogido uno de sus relatos para ser publicado como relato del mes en todorelatos.com, y eso le llenaba de cierta satisfaccion, pero le impedia concentrarse del todo en lo que estaba escribiendo, asi que decidió tomarse un descanso, y se puso a pensar, en que narices era lo que les podia dar mas morbo a las mujeres, puesto que son tan reservadas para su intimidad y de repente se le ocurrió algo que le hizo sonreir, ya sabia lo que haria, abriendo su mesenger, coloco en la ventanita una frase, que podia hacer que su curiosidad fuera satisfecha, o que nadie le dirigiera la palabra...pero dicho y hecho, la escribió...

" y a ti...que es lo que te da mas morbo? "

activó su mesenger y encendio un cigarro, no habia mucha gente conectada, pero, no obstante, no desesperaba, asi que mientras se preparaba un cafe cargadito, escucho como el familiar sonido del ordenador avisandole que se habian abierto algunas ventanitas, y volvió a la habitacion donde efectivamente, tres ventanas amarillas parpadeaban.

Se sentó y empezó a abrirlas, sonriendo viendo la primera respuesta, Merche, la andaluza salerosa, le decia en tono jocoso "a ti te lo voy a contar yo, jajaja" y el dijo, claro niña, es para un relato, necesito inspirarme y esta noche no me viene nada a la cabeza.
La segunda era Carla, una chica gallega muy divertida, y ella se mostraba mas misteriosa, "si te lo dijera, no me creerias", y eso, obviamente, exacerbó su curiosidad, claro que te creeré, si tu me lo dices, y no me dejes asi, necesito saberlo...
y la tercera, Anna, catalana, de su misma edad, y esta se mostraba cautelosa, ¿Para que lo quieres saber? y Carlos se apresuro a contestar, para ver si me invento un relato..

por un momento, las tres ventanitas abiertas ante el, y Carlos expectante, pero sin que ninguna dijera nada mas...escribio de nuevo, y les pregunto a las tres lo mismo, "oye no te enfades, solo es por curiosidad" y para poder escribir un relato sobre lo que sea...si no me lo quieres contar, no pasa nada"

y entonces de nuevo, las respuestas, diferentes, Merche, "Es que me da verguenza, jajaja", y Carla "sigo pensando que no te lo vas a creer.." y finalmente Anna, "Pero no pondras mi nombre, verdad?"
Una sonrisa, iluminó el rostro de Carlos, tal vez la iniciativa iba a tener exito, y respondia, por el mismo orden de respuestas, "No te de verguenza, solo es curiosidad y tener una idea nueva", "Si es lo que a ti te da mas morbo, te creere, no te preocupes", y "No te preocupes, tu nombre no aparecerá por ninguna parte"

Pasaron los segundos, y mientras tanto el veia como todas escribian, y de repente las ventanitas dieron su respuesta:

Merche: Joer niño, es que me puedes, siempre me sacas todo lo que quieres, bueno, vale, pero me da verguenza y no quiero que nadie lo sepa vale? lo que me da mas morbo, es imaginar a dos hombres haciendoselo mientras yo los miro...ala, ya esta, que verguenza!!!! joooooooo

Carla: Mira Carlos, te lo cuento, porque se que puedes sacar algo de eso, pero no me juzgues, es una fantasia nada mas, a mi me da mucho morbo, soñar con dos tios follandose uno al otro, mira, se que no lo creeras, pero esa es la verdad", aunque dudo mucho que si tuviera la oportunidad, lo hiciera, como fantasia me pone, nada mas

Anna: Esta bien, ya me conoces, y sabes que no siento verguenza de nada, pero no querria que fueras por ahi diciendo a Anna le gusta mirar como dos tios se lo montan el uno con el otro mientras ella los mira, asi que ahora ya lo sabes, como escribas mi nombre te mato

y acto seguido, las siguientes palabras, casi identicas en los tres, "Cuando lo hayas escrito, quiero leerlo, eh? no te vayas a olvidar..

Y mientras el agradecia la sinceridad mostrada por las tres, altiempo que ellas se despedian para ir a dormir, Carlos sorprendidisimo...se preguntaba, y ahora como hago yo un relato con esto? Dos tios montandoselo entre ellos, por Dios, menudo papelon, a ver si ahora se pensaran que soy marica, pero no pasa nada, yo he preguntado y ellas han respondido, todas, lo mismo, jamas lo hubiera imaginado..

Y cerrando de nuevo su mesenger...empezo a escribir...

Carlos, aquella mañana habia ideado un plan, para poder salir del embrollo en el que se había metido, posiblemente le ayudaria contar con compañia para realizarlo y de esa manera crear su relato, al que se habia comprometido, y ni corto ni perezoso, tras darse una ducha revitalizante y vestirse, tomo un cafe mientras buscaba en la guia el telefono que buscaba.

Lo anotó en su agenda, posiblemente a estas horas tempranas nadie responderia, y acto seguido llamo a dos de sus amigas, Claudia y Carolina, llevaba tiempo sin verlas, y le apetecia que le acompañaran en su aventura, aunque tampoco tenia muy claro como responderian...pero tras unos instantes de dudas, marcó el numero de Claudia, mientras sonaba el telefono iba dando forma a lo que le diria en su cabeza, y al descolgar tomo aliento..

+ Carlos, por Dios, sabes que estoy trabajando a estas horas...que quieres?
- Hola Claudia, queria saber solamente si te gustaria esta noche acompañarme junto con Carolina a ver un show erotico en el Bagdad, no quiero que preguntes nada, solo que me digas si o no
+ Si...claro, pero llamame a mediodia quiero saber que corre por tu cabeza, a las tres,no antes, vale?
- Ok...te llamo entonces, pero cuento contigo ya

y con una sonrisa colgó, ahora marcó el numero de Carolina, sabia que ella no le contestaria, su trabajo como Secretaria de Direccion General, era sagrado, pero tambien sabia que si dejaba un mensaje en el contestador, ella lo escucharia en cuanto tuviera ocasion y le responderia, y asi fue...tras 6 rings del telefono, saltó el contestador..

- Hola Caro, soy Carlos, tengo una proposicion para ti, esta noche me gustaria que me acompañaras, con Claudia a ver un show erotico en el bagdad...cuando puedas dime algo para saber si puedo contar contigo, un besote

Y colgando el telefono sonriendo, se dijo, ya esta todo dispuesto, ahora solo hace falta dejar que pase el tiempo.

Durante la mañana, mientras Carlos continuaba escribiendo, en su ordenador, fumando de vez en cuando y tomando cafe americano, para ir aguantando las horas, recibió respuesta de Carolina, en forma de sms, "recogeme a las diez en casa, voy con vestido corto, no? si quieres otra cosa, envia sms...y no me hagas esperar, no lo soporto"

Tambien hacia las once, Claudia que no soportó esperar hasta las tres, le llamó para confirmarle que de acuerdo y para saber de que se trataba. pero Carlos se hizo el misterioso, solamente le dijo, que quiero ver vuestra respuesta a lo que veis y que me lo conteis mas tarde, pero algo me dice que os va a encantar, trae vestido corto, y dime a que hora te recojo, quedaron a las diez menos cuarto en la puerta de la casa de ella y se acabó la conversación.

Finalmente, hacia el mediodia avanzado, Carlos llamó al telefono del Bagdad, un famoso local donde se realizan shows porno, y tras la señal de llamada una mujer le atendió:

+Bagdad, digame?
- Hola, buenos dias, queria reservar una mesa para esta noche lo más proxima al escenario posible
+Claro, dejeme mirar un momento, por favor - y trás un corto silencio respondió - si es para la sesion de las 8, va a ser imposible, pero para la de las diez y media, se la puedo reservar
- Perfecto, es la que me interesa, una mesa para tres, junto al escenario y digame a que hora actua la pareja homosexual?
+la pareja homosexual, es precisamente la primera en actuar, asi que le recomiendo puntualidad, necesitare un nombre y un telefono para la reserva
- Muchas gracias, mi nombre es Carlos Almadan, y mi telefono es el 66200....
+ pues muchas gracias, su reserva esta hecha, le esperamos esta noche

y ya satisfecho del todo, Carlos, esbozó una sonrisa de oreja a oreja de satisfacción....solo faltaba que pasara el tiempo.

..................................................- - .horas mas tarde ................................................

ERan las nueve y media, CArlos se habia duchado, afeitado y vestido de forma elegante pero modesta, un traje azul oscuro y camisa azul celeste de hilo, sin corbata, más informal, y tenia en su mano la cartera, las llaves del coche, y el movil, lleno de mensajes cada vez mas curiosos de Claudia y Carolina, que revelaban su impaciencia por conocer que es lo que iban a ver, y a la vez, que la excitación las embargaba, nada extraño por otra parte, ambas eran mujeres apasionadas y sexuales...por eso eran las mas adecuadas para aquella velada tan particular.

Subiendo al coche, enfiló hacia la casa de Claudia, ella vivia en la plaza de Sants, y él en la avenida de las corts, asi que si no habia ningun problema, llegaria con tiempo suficiente para no hacerla esperar, y asi fué, al cabo de 12 minutos, se habia estacionado bajo el edificio en el que Claudia vivia, y la vio aparecer, esplendida, con un vestido negro, muy escotado qu epermitia que se insinuaran sus pechos y sus largas piernas, bronceada toda ella, con una especie de larga amerinaca blanca de hilo, que se movia libre con cada paso se acercó sonriendo y subió al coche

+Tan puntual, como siempre, Carlos, espero que valga la pena, mañana tengo unas reuniones importantes, y no tenia planeado salir, pero me has puesto "nerviosa" con lo que nos tienes preparado, donde esta Carolina?

y mientras empezaba a bajar desde la plaza de sants hasta la plaza de españa, con bastante trafico en aquel momento contestó..

- La recogeremos ahora, estara tambien en la puerta de su casa, en cuanto lleguemos, que sera enseguida, la verás, hacia tiempo que no os veiais?
+ Pues la verdad es que si, desde la ultima vez que estuvimos en tu casa los tres, no he vuelto a verla, aunque nos hemos llamado varias veces..

y mientras continuaban charlando, llegaron a plaza españa, Carolina, como si se hubiera puesto de acuerdo con Claudia, iba vestida casi exactamente igual, un vestido corto, negro, escotado, una especie de camisola de seda blanca larga como una capa, y su piel tambien bronceada, subió a toda prisa al vehiculo, cualquier que las hubiera visto, habria pensado que eran hermanas gemelas, pero las distnguia la diferencia del color de sus cabellos, Carolina morena, Claudia Pelirroja y con pecas, ambas hermosas...

+ jajajaja, CArlos cierra la boca, parece que vas a empezar a babear
las dos mujeres rieron contentas y tambien nerviosas...mientras Carlos sonreia..
+ vamos, vamos, que empiece la juerga...jajaja

................................................. a las 22'24 minutos...........................................- - ..................

Todo fue bien, el camino rapido y despejado, aparcaron y caminaron hasta la entrada del local, Carlos enmedio, flanqueado de las dos mujeres, agarradas a sus brazos entraron siendo saludados, por el portero que les abrió la puerta, y a continuacion por un señor muy bien trajeado que los atendio, y condujo hasta la mesa donde los trs se acomodaron, acto seguido, una camarera les preguntó si deseaban tomar algo y Carlos pidió Champagne, ante las sonrisas complices de sus compañeras de mesa que se pusieron comodas y atentas al escenario enel que un presentador muy amanerado, deslizaba con voz gritona lo que iba a suceder en el escenario en los siguientes minutos..

La Camarera trajo una botella de Veuve Clicqot y tres copas altas de vidrio, escanciando el espumoso liquido en ellas con extremo cuidado, el local estaba abarrotado, parejas, grupos de hombres, algun grupo mixto, y varios solitarios con pinta de voyeristas pero todo estaba ocupado, alzaron las copas, mientras Carolina brindaba con un "que empiece bien la velada, y que acabe mejor todavia" y justo tras el primer trago, la luz se apagó...

............................................... El Espectaculo ..................................................- - ......

Una musica de tango, empezo a sonar, dos focos se encendieron y dos hombres, esbeltos uno vestido de blanco y el otro de negro, se acercaron el uno al otro, perfectamente afeitados y con los cabellos muy cortos, ligeramente maquillados sus rostros, se abrazron y empezaron a bailar, como dos bailarines eficientes, durante unos momentos giraron y ejecutaron los pasos mas sensuales al compas de aquella musica, pero en cada separación mientras giraban iban eliminando una parte de su vestuario, primero las chaquets, para volver a girar y bailar, mas tarde en un movimiento estudiado, arrancaron sus camisas mutuamente, dejando visibles sus torsos, fibrosos, musculados, bien cuidados, y volvieron a bailar, mas vueltas, mas giros, y esta vez los pantalones desaparecieron, manteniendolos con unos brevisimos slips oscuros, y se apagó la luz unos instantes, los focos apagados y la musica esbozando los ultimos compases de aquel sensual tango...

Nuevamente los focos se encendieron y mostraron a los dos hombres, desnudos totalmente formando dos X en el escenario, sin zapatos, ni calcetines, ni siquiera con los slips..y la musica del bolero de ravel, se fue desgranando..Carlos sintió como las manos de Carolina y Claudia, buscaban las suyas y las tomó, mirnadolas a ambas, se cruzaron las miradas, estaba claro que por el momento, lo que veian les gustaba..y se concentraron tras el intercambio de miradas y sonrisas nuevamente en el escenario.

Los bailarines se movian, dando vueltas el uno y el otro, mirandose desafiantes, jugando con caricias simetricas por el cuerpo del otro, hasta que de repente, ambos se arrodillaron, uno tras el otro y la musica sonaba, las manos del mas proximo a ellos, solamente a unos dos metros de su mesa acariaiban la cabeza del que se encontraba tras el, y las del otro, acariciaban el cuerpo sus pectorales, su vientre, bajando hasta su miembro y tomandolo entre las manos, mientras los cuerpos se movian de un lado a otro serpenteantes, Claudia y CArolina miraban, como aquel miembro masculino se iba irguiendo e hinchando, creciendo antes su sojos, con las caricias, tambien masculinas, y noto como las manos que apretaban lassuyas,se apretaban un poco mas...

se levantaron y se pusieron de perfil, ambos en aquel momento estaban ya excitados, sus penes,como espadas, levantados y no precisamente pequeños se mostraban al natural mirandose a lo sojos se acercaron y se besaron de forma lasciva, las lenguas, que parecian enormes se fundian y giraban, los cuerpos se apretaban y las manos buscaban las nalgas vecinas, para separarlas, y seguian moviendose al ritmo de Ravel...

Ejecutaron al separarse, unos movimientos gimnasticos que hicieron que uno de ellos quedara tumbado boca arriba completamente estirado en el escenario y el otro se colocaba sobre el, pero con su boca justo sobre el pene erecto, y obviamente, con el propio apuntando a la boca del tumbado..y lentamente ambas bocas se fusionaron con los miembros, en un 69 homosexual lleno de electricidad..

los movimientos de las cabezas, tragandose mutuamente, los miembros que aparecian y desaparecian en las bocas, CArlos ya sentia dolor en sus manos, con los apretones de Claudia y Carolina que casi clavaban sus uñas

los culos empujando para favorecer la mutua felación, mientras la musica se escuchaba en toda la sala envolviendo el silencio y empañando las miradas, caray, pensaba Carlos, si hasta yo me estoy poniendo..

pero el show continuaba, tras un tiempo de mamada paralela, los ejecutantes se separaron ocn una voltereta uno y con una pirueta el otro para volver a ponerse de perfil uno tras el otro..

en esta ocasion, el que estaba delante separando sus piernas con la espalda en angulo recto, mientras el otro apoyaba la punta de su miembro contra las nalgas de su compañero...lo penetró, lentamente, las compañeras de CArlos, miraban fijamente aquel momento, como el pene desaparecia casi por completo, mientras el que recibia, mantenia el suyo tan tieso, que parecia imposible, y mientras se arrodillaban en silencio ambos ejecutantes, el penetrado se sentaba sobre los muslos del penetrador, y este ultimo tomaba ensus manos el miembro erecto y palpitante de su compañero, iniciando una masturbacion..

Claudia y Carolina, se habian puesto muy rectas en sus sillas, sus piernas se habian descruzado, y separado..y ahora ya, las uñas se clavaban con fuerza en las manos de Carlos que sin ningun recato susurro, primero a una, y luego a la otra...que no se reprimieran, que se masturbaran alli mismo..y ellas sin mediar ni necesitar responder...llevaron sus manos un instante a sus sexos, para acariciarse mientras no podian dejar de mirar, los dos apuestos hombres que ante sus ojos se movian, en el acto sexual, la mano que se movia por el pene, del penetrado, subia y bajaba a gran velocidad, la musica seguia sonando, llegando al instante del crescendo...y mientras masturbaba, a su pareja masculina, seguia penetrando aquel culo tambien a mayor velocidad...con los ultimos compases, de la musica, y coincidiendo con la separacion de los dos hombre que se pusieron frente a frente, masturbandose mutuamente, ante la mirada atonita y caliente de todos los que miraban...eyacularon casi al mismo tiempo, el semen salio disparado estrellandose contra el cuerpo de enfrente..y la musica cesó, haciendose la oscuridad, mientras CArlos, sentia los temblores de Claudia y Carolina al correrse...sonriendo y agradecido que la luz todavia tardara unos instantes en volver...

En ese instante...ambas mujeres se giraron hacia el...y llevando a la boca de CArlos, los dedos que habian hurgado en los sexos calientes y empapados, Carlos los saboreo, mientras ellas, al mismo tiempo, susurraban en sus oidos.."Vamonos de aqui"

Carlos saboreo aquellos dedos empapados y humedos de flujos..y les dijo, acabemos el champagne queridas mias, y vayamonos...

ellas sonriendo, con la mirada totalmente perturbada por las sensaciones...levantaron su scopas y bebieron, se levantaron y dirigiendose a la salida...fueron preguntados por el caballero que los habia recibido al entrar..

- No les ha gustado la mesa? o se han sentido ofendidos por el espectaculo?

A carlos, no le dio tiempo a responder, ambas chicas, a coro y muy sonrientes..respondieron..

+ todo lo contrario, precisamente por eso...nos vamos

y riendo satisfechas salieron a la calle, donde la efervescencia del deseo las hizo exclamar

+ Que cabron eres CArlos, sabes como me he puesto? estoy empapada, vamos a casa ahora mismo
dijo Carolina
++ Pero como sabias que esto nos iba a gustar tanto? joer,vamos a tu casa nena, y ya veremos mañana que pasa

y subieron al coche...

11.22.2007

Tsumi la geisha, Capitulo 3


Tokyo, 1197

Un dia del otoño, con lluvia suave que mojaba las calles, las casas de madera se extendian a lo lejos y pequeñas columnas de humo se elevaban al cielo desde los tejados de las casas, poca gente por la calles, estaba todo el mundo ocupado y Tsumi era feliz, a pesar de que le habia sido muy duro abandonar la corte del shogun, y de empezar una nueva vida diferente, ahora, se sentía feliz, se habia casado, y estaba en su ultimo mes de embarazo, le gustaba la calma que podia sentir, le gustaba sentise simplemente mujer, vestida con ropas neutras, sin el maquillaje que durante tantos años habia utilizado, acariciando su vientre, durante horas y cantandole a quien crecia en su utero..

Realmente su vida habia dado un vuelco total, no se sentia arrepentida, aunque era cierto que su vida en palacio la habia hecho sentir cosas increibles en su interior, ahora ya no era una geisha, sino simplemente una mujer, y eso la habia liberado, aunque cada semana, cuando Hakura, su marido tomaba su dia de descanso le preparaba el te siguiendo el rito de las geishas, y el se sentia orgulloso de eso.

Se daba cuenta que las cosas que habia adorado durante años, ahora le parecian intranscendentes incluso disolutas, su mente era diferente, y a pesar de no arrepentirse de lo pasado, y de incluso extrañarlo en alguna ocasion, no lo cambiaria por nada.

Tsumi se movia por la pequeña casa con algo de pesadez, su estado era avanzado, pero su rostro denostaba que estaba bien, a gusto, su felicidad era completa, y le gustaba recordar cada instante, se sorprendia a si misma recordando momentos junto a Hakura, una sonrisa iluminó su cara y cerrando los ojos y suspirando recordó..

habian pasado varios meses de su nueva vida, la convivencia era estupenda, y se llevaban muy bien, Hakura es un hombre callado, detallista, que expresa amor con sus miradas y silencios, no es muy hablador, pero ella se siente cuidada, el trabaja en el campo, cuidando los arrozales, y tambien de pescador en el mar, por lo que se pasa largas horas al dia sola, en la casa, cocinar no le ocupa mucho tiempo, como tampoco le ocupa tiempo limpiar, y tiene muchas horas para descansar, le gusta escribir, y lentamente con su cuidada caligrafia empezó a escribir su historia, como entretenimiento, pero disfrutaba recreando cada detalle de ella.
Y hoy, estaba escribiendo sobre el dia. Asi llamaba al dia en que tuvo la certeza de que estaba embarazada...

Hakura habia llegado tarde, olia a pescado, habia estado pescando todo el dia, y por la tarde, habian estado limpiandolo, pero al llegar a casa Tsumi le tenia preparado un baño caliente y con un jabon que ella misma preparaba con olor a flores de cereza.
Ambos se introdujeron en el baño, ella a su espalda, le acariciaba y enjabonaba con extrema dulzura y lentitud, recorriendo desde el cuello hasta sus nalgas, y los muslos y sus brazos una y otra vez, para despues derramar agua caliente sobre su cuerpo y retirarle el jabon.
A cointinuacion, se levanto y se coloco frente a el, arrodillandose dentro de la bañera amplia, paso a enjabonarle el pecho mientras sabia que el estaba mirando ansioso sus bellos y delicados pechos, con los pezones pequeitos y erectos, apuntandole a el, pero ella seguia su tarea, bajando desde el pecho hasta el vientre y llegando a su miembro que obviamente, estaba erecto por el deseo y elplacer que ella le estaba generando.

al llegar a su miembro, lo tomo en sus manos, acariciandolo y enjabonandolo con cuidado, notando como palpitaba entre sus dedos, le acaricio los testiculos y la zona del perineo, haciendo que el se reclinara hacia atras, jugueteo con sus deditos en su ano, limpiandolo y enjabonandolo tambien, pero sin soltar su polla, que cada vez estaba mas dura y palpitante..

Su mano subia y bajaba con extrema delicadeza, pero de vez en cuando la apretaba desde la base, subiendo, y entonces el se arqueaba sin decir palabra y gemia muy bajito..a ella la excitaba ese momento, sentia su coñito humedo, que mantenia siempre depilado cosa que a Hakura le encantaba, y soltando en ese instante su polla...se incorporó para ayudar a su marido a levantarse, una vez en pie, acabó de aclarar todo el jabon con agua, y salió de la bañera para coger unos trozos de ropa seca y caliente, Hakura la siguio como siempre en silencio, y una vez fuera, sobre una piel de oveja en el suelo, ella se entretuvo en secarlo completamente desde arriba hasta abajo, para arrodillarse entonces y tomar la polla de su marido, entre sus manos y secarla con infinito cuidado, acabo de secarle las piernas y pies, y entonces volvio a tomar aquel pene duro para acariciarlo y lamerlo, besandolo lentamente, sabia que eso le provocaba un inmenso placer, y lo alargaba hasta que ya ella misma no podia esperar para sentirlo en su boca, sorbiendolo, succionandolo y acariciando con sus manos al mismo tiempo su polla y su ano..lo volvia loco de placer y ella se sentia inundada de deseo en sus entrañas...

Finalmente, se levantó, tomandolo de la polla, la hizo seguirla hasta la habitacion tumbandose sobre un pequeño tatami grueso, vió como el se acercaba a ella, milimetro a milimetro con todo el tiempo del mundo, y la besaba y acariciaba sus pechosy pezones.. y notaba la polla adentrandose en su vagina, resbalando y llenandola de sensaciones placenteras.

Ella cruzó sus piernas sobre la cintura de el apresandolo para que no se escapara, y movia su vagina apretando la polla que se clavaba en su interior, mientras iniciaba unos movimientos en circulitos que les llevaba al extasis, mientras el empujaba con fuerza, ella notaba sus testiculos chocando contra sus labios concada empujon, y eso la excitaba aun mas..y cuando sus movimientos pasaron a ser ya incontrolables, los gemidos de ambos inundaban la estancia apenas iluminada por la luz de un par de velas, se acercaba el instante supremo, ella notaba como sus palpitaciones se fundian con las de su hombre, como la polla parecia crecer dentro de su prision, y los gritos ya eran sonoros y fuertes, cuando los chorros de semen al llegar el orgasmo de Hakura la calentaron y llenaron su vagina de una mezcla de fluidos uqe la hicieron gritar con tanta fuerza que ella misma se sorprendió, clavaba sus dedos en los brazo sd esu marido que se agitaba en los ultimos espasmos, y caia sobre ella derrengado para besarla una vez mas, sin que ella aflojara su presa..para ella no habia sido un orgasmo habitual, habia sentido una explosion sin igual en su cererbro, en su corazon, su vagina quemaba por el semen caliente recibido y podia sentir como una reaccion en cadena en sus entrañas..sonriendo tras unos minutos de caricias y besos, miro a Hakura...hoy no solo me has hecho tuya, le dijo, hoy me has convertido en la madre de tu hijo..y se durmieron tal cual..

Al abrir los ojos, Tsumi sonreia, la felicidad era inmensa, porque si, aquel dia habia quedado embarazada, y el fruto de aquel momento se habia ido desarrollando en su interior.

Ahora empezaba una nueva vida, una nueva etapa, la de ser madre, la de que alguien seguiria su linaje, el de ambos..y no le importaba la pobreza, ni siquiera la modestia de su hogar, porque ella tenia lo que queria, el amor de su marido y su proximo hijo

11.21.2007

Tsumi, la geisha Capitulo 2


Tokyo, 1195

Tsumi miraba el paisaje de la ciudad de Odo, desde la ventana del palacio del shogun, alli, los tejados se alargaban a todo lo ancho, y se daba cuenta de como habia cambiado todo, llevaba 10 años junto a Minamoto, su señor, y habia vivido una transformacion completa, no solo ella, sino él, y el pais, y la sociedad.

En su memoria habia visto las diferentes facetas del hombre, como cabeza de estado, duro, reflexivo, injusto en ocasiones, pero tambien benevolente en otras, como hombre lo habia visto tierno, educado, detallista y amable en ocasiones, y lascivo, lujurioso y mas rudo en otras, como señor, le costaba entender su mentalidad masculina, tal vez por el hecho de su educacion como geisha, pero la necesidad de las concubinas, su propia figura, la seguian sorprendiendo aun ahora.

Estaba recordando momentos, situaciones vividas en común, y su rostro, inmaculadamente blanco, dibujó una sonrisa, entendiendo que Minamoto era un hombre dominante, a quien gustaba ejercer ese dominio sobre los que le rodeaban, incluyendo a los mas cercanos, y someterlos a sus antojos como a sus necesidades, ya fueran como hombre o como cabeza de estado.

Ejercia un dominio total, con un protocolo para cada persona que seguia a rajatable y que solamente el podia saltarse, aunque lo hacia en contadas ocasiones, pero al mismo tiempo cuidaba al maximo tanto su territorio, como a sus personas, y tambien cuidaba sus posesiones ya fueran materiales, o humanas. Aunque suene extraño, pensarlo y decirlo, Tsumi era una posesion, una mujer, una geisha, pero tambien tenia dueño, Él!!

Y por su mente desfilaron momentos diferentes, que la habian llegado a sorprender tanto, no solo la orden sino el ejecutarlo, y ahora, desde la perspectiva que da el tiempo, se daba cuenta de que la habian llegado a enriquecer de alguna manera, y que no concebiria su mundo sin esos detalles.

Cerró los ojos y recordó, aquel dia en que Minamoto la hizo llamar, para preparar el te, mientras despachaba asuntos oficiales con algunos de los señores sometidos, y recordaba su voz, sus gestos mientras les explicaba lo que esperaba de ellos, que callados y respetuosos, asentian continuamente, mientras Tsumi seguia preparando el te, y como se habian callado y disfrutado del mismo cuando lo sirvió delicadamente en cada una de las tazas de porcelana.
Y como al finalizar la reunion, quiso homenajearlos con una comida, pero lo realmente sorprendente de aquel recuerdo fue cuando la ordeno desnudarse ante aquellos hombres.
Tsumi obedeció en silencio, con cierta verguenza que se convertia en rubor que incluso se podia apreciar bajo el niveo maquillaje, y se sintió exhibida, todo su cuerpo, sus senos, su vientre, su sexo libre del pecaminoso e insultante vello que tanto ofendia su vision a los hombres, sus piernas torneadas, toda ella expuesta a las miradas, que sorprendentemente, no eran lascivas, sino de admiracion por su gran belleza.

Minamoto la ordeno tumbarse sobre el suelo frente a ellos y ella lo hizo en silencio, manteniendose quieta mientras llegaban los sirvientes con las bandejas de alimentos, expuesta tambien a las miradas de ellos, que en silencio y siguiendo las instrucciones de su shogun, colocaron las bandejas entre el y Tsumi.

Con mucha lentitud y parsimonia, Minamoto tomaba entre sus manos porciones de arroz, que colocaba frente a cada señor, pero siempre sobre el cuerpo de Tsumi, y ella sentia el calor que emanaba, asi como el roce de los dedos de ellos sobre su tersa y suave piel, cuando lo tomaban.
El proceso se repitio en varias ocasiones, con pedazos de sushi que el shogun esparcio, al igual, que trozos de carne frita y bañada en soja. Con cada uno de esos momentos Tsumi sentia el calor o el frio, o la salsa resbalando por la carne hasta llegar a su piel, y deslizarse por sus curvas en direcciones varias, incluso alguna de ellas, llego a deslizarse por su monte de venus, provocandole sensaciones muy agradables.

La comida fue transcurriendo, hasta que una vez finalizada los señores se levantaron y salieron de la estancia y Tsumi pudo incorporarse y retirarse tambien..

Ya a solas, como ahora mismo recordandolo, analizo las sensaciones vividas, y como la habian hecho sentir, verguenza, calma, excitacion, deseo, paz, respeto, muchas cosas juntas y todas diferentes, y como al llegar albaño se habia masturbado con lentitud, para relajar su cuerpo pero tambien por el deseo que habia nacido viviendo todo aquello.

Volvio a mirar por la ventana, el sol se iba levantando, Minamoto no estaba hoy en el palacio, se encontraba de viaje por la parte norte de la isla, y ella estaba libre de servicios, sonreia, le gustaban esos momentos y dias en que podia estar dedicandose a ella misma, pero hoy, sentia necesidad de recordar.

y volvio a cerrar los ojos..

Caminando por entre las estancias del cada vez mas grande palacio, en todas y cada una de ellas, habia vivido momentos intensos, por mil razones diferentes, pero todos grabados a fuego en su memoria..

Era invierno, hacia frio en el exterior, llevaba 5 años al servicio de Minamoto, y el fuego encendido en una hoguera en el centro de la estancia calentaba el ambiente glacial, Tsumi, estaba agitada, habia cometido una descortesia ante su señor y sus invitados, por su orgullo, maldito orgullo se lamentaba ahora.
Aterrada esperaba la llegada de su señor, sabia que habria un castigo por su insolencia y lo temia, y cuando estaba pensando en eso precisamente, aparecio con paso rapido y el rostro encendido por la ira.

Se detuvo ante ella, para mirarla de arriba abajo, despreciativamente, mirandola directamente a los ojos, sin musitar palabra, arranco el bellisimo kimono de seda que la cubria, dejandola desnuda en la sala casi helada, y la obligo a darse la vuelta mostrandole la espalda.

Ella solo escuchaba sonidos leves, pero no veia, y eso la aterraba aun mas, no saber que estaba pasando a su espalda.
Intuyo como el se ponia comodo, pero no sabia nada mas, hasta que de repente un chasquido sobre sus nalgas, la empujo un par de metros hacia delante mientras un intenso dolor la recorria todo su cuerpo, sorprendida y asustada temblaba, y aun no estaba repuesta del dolor cuando un nuevo chasquido la sacudio, nuevament en ambas nalgas, moviendose de nuevo y llegando hasta la pared, donde se apoyo con sus brazos para no caer al suelo...las lagrimas que escapaban de sus ojos dejaban rastro en su maquillaje y caien sobre sus pechos, pero un tercer chasquido la apreto totalmente contra la pared, el dolor leparecia insoportable, y entonces la mano de MInamoto, se adentró en su vagina, irrespetuosamente y tambien sin importarle para nada si ella sentia dolor, noto los dedos de el metiendose en su vagina, que sorprendentemente estaba humeda, y notaba la fuerza del cuerpo del hombre, apretandola mas contra la pared y sus nudos pezones erectos aplastados, curiosamente, la ruda caricia, la excitaba y le calmaba el dolor que sentia en sus nalgas..

El por un momento se aparto de ella y un shhhhhhhhhhh rompio el silencio acabando en un plash que fustigo nuevamente sus nalgas, y al instante la mano nuevamente invadia su intimidad....ella queria caer al suelo por quedarse sin fuerzas, pero l amano, l amano la devolvia a la vida, el placer que le proporcionaba era inmenso, y la tenia sorprendidisima por la violencia del gesto.


Tsumi, desperto de su ensoñacion, aquel momento habia sido tan intenso, la habia sorprendido y preocupado durante semanas, porque aquel fue el primero d emuchos, parecidos y diferentes, el habia acabado sodomizandola sin piedad, clavando su polla sin miramientos en su ano sin dilatar, pero ella soporto estoicamente aquel momento, y realmente llego a disfrutarlo tambien, pues ella tuvo un orgasmo previo a la eyaculacion de Minamoto en su interior... pero nunca habian hablado de ello.

Ella habia reflexionado mucho sobre eso..porque la mente humana es tan extraña, y volvió a recordar un dia en que, sin razon aparente, el la hizo vestirse con harapos, y la llevo de la mano hasta la plaza frente al palacio para publicamente exponerla a su pueblo, a los ciudadanos, el miraba a la muchedumbre que asombraba contemplaba aquella mujer tan hermosa y semidesnuda, y el shogun señalo a uno de lo shombres para que se acercara a ella y la examinara, el hombre enardecido se acerco y la miraba con ruda lujuria la volteo para verla por todas partes mientras ella se sentia ultrajada y molesta, pero a la vez, notaba, y de que manera, como su vagina se humedecia totalmente con esa exhibicion.
la cosa acabo con un atrevimiento por parte de aquel hombre que quiso apretar su pecho, pero la mano del shogun lo hizo detenerse y su mirada fulminante lo conmino a estirarse en el suelo suplicando perdon, y sin mediar ninguna palabra, tomando a Tsumi nuevamente volvieron a palacio.

Diez años, con el, habian dado para muchas situaciones parecidas, Tsumi habia dejado de ser una joven para convertirse en una esplendida mujer, y se habia enamorado, los crecientes compromisos de su señor en todas las partes del shogunato la habian permitido tener mas momentos para ella y ahora enamorada y correspondida, se enfrentaba a lo que toda geisha debia hacer si queria contraer matrimonio, renunciar a su danna, su señor, arriesgandose al repudio, y dejar e ser geisha para convertirse en esposa.

Se preguntaba, como lo llevaria, si seria capaz de olvidar todo lo vivido, pero eso ahora, no era lo importante, lo importante seria hacerlo..

y deslizandose silenciosa por el casi vacio palacio...desapareció tras una panoplia de verde papel sedoso..

11.19.2007

Tsumi, la geisha Capitulo 1


tokyo, 1185

Era el primer año del shogunato Takamura, el señor feudal o daymio que habia sometido al resto de señores del norte de la isla de Hondo, proclamandose Shogun o señor de todos los daymios, su ejercito d samurais, habia arrasado en cruentas y despiadadas luchas a los samurais del resto del pais, y parecia que finalmente, tras esa etapa de lucha, la paz iba a ser restablecida.

Tsumi, de 18 años de edad habia trabajado como asistenta de la esposa de uno de los señores feudales sometidos, y ahora, que hacia ya un año habia iniciado su aprendizaje como maiko, estaba ciertamente perturbada por lo que le podía suceder.

Su señora la habia llevado a una de las pocas escuelas de geishas de Odo, la que ahora era la ciudad capital, y ella en su año de aprendizaje se habia esforzado muchisimo para aprender lo que iba a ser su profesion futura, ser una geisha era su obsesion.

Para los que desconocen un poco la historia de las geishas, comentare brevemente que en esa época, las y los geishas, pues existian geishas de ambos sexos, eran personas expertas en el arte del entretenimiento, sin que ello comportara ninguna actividad sexual, y mucho menos remunerada, aunque ese concepto ha sido muchas veces confuso para los occidentales, puesto que las mujeres que se prostituian se hacian pasar muchas veces por geishas con el fin de parecer más interesantes, no solo a su clientela japonesa, sino tambien a la occidental cuando apareció por el reino del sol naciente. Poco a poco los geishas fueron desapareciendo, para que a finales de siglo XIX quedaran tan solo unos quinientos, por contra las geishas, asi denominadas se elevaban a mas de 20.000.

Tsumi, se habia esforzado en dominar el arte de la conversacion, y de la poesia, asi como a aprender el ritual del te y dominaba bastante diestramente el ikebana y varios instrumentos musicales tradicionales de su pais, asi mismo, era una mujer hermosa, que lucia incluso bajo la mascara blanca de maquillaje que cubria su rostro, solamente salpicada de un rojo intenso en los labios, y alrededor de sus ojos.

Se movia silenciosamente sobre sus sandalias, sobre el parquet de madera de la escuela de geishas, intentando mostrar al shogun, alli presente, junto con muchos de sus señores, una de las mas bellas danzas que una geisha podia interpretar.

Sus gestos, sus manos, ondulaban en el aire, y sus movimientos eran tan etereos, que era imposible apreciar sonido alguno cuando se desplazaba por el suelo de madera, con una gracia que encandilaba a cualquiera que la mirase, nada podia hacer presagiar la tormenta oscura que agitaba su alma y su mente en aquellos instantes.

Al finalizar, y apagarse la musica, Tsumi se inclino sobre el suelo para hacer la reverencia obligada y respetuosa al señor más poderoso de todo japon, pero al mismo tiempo, el miedo la sacudia y recorria por todo su cuerpo, y se aplicaba en evitar que se notara.

El Shogu, aplaudió complacido y con un gesto de la mano, ordeno que se retirara, pero al mismo tiempo la mirada hacia la regente de la escuela, fue totalmente reveladora. Al mismo tiempo que Tsumi se retiraba tras los paneles translucidos de fino papel de arroz, la regente se levantó corriendo tras ella, alcanzandola ya fuera de la vista de los presentes, de los que tan solo se escuchaban murmullos de conversacion.

- Tsumi, ha llegado la hora, vas a entrar al servicio del shogun, el sera tu danna, tu señor, a quien complaceras en todos sus deseos - le comentó en voz baja mientras llegaban a la que era la camara del emperador durante su estancia en aquel lugar.
+ lo se, lose mi señora, pero tengo miedo, yo no soy una prostituta, y aun nohay la paz en nuestra ciudad, tengo miedo de lo que pueda suceder cuando entre el shogun, tengo un miedo horrible a sufrir, o a ser repudiada y maltratada.. - comentó Tsumi entre lagrimas.
- No debes temer, la guerra ha acabado Tsumi, y al Shogun le interesa ser benevolente ahora con todos nosotros, te cuidara y mimara, pero eres tan bella, que me temo que el hombre, aparecera y te deseara, no voy a engañarte

De repente, los pasos de la guardia del shogun resonaron en la sala, mientras la regente iba preguntandole rapidamente a Tsumi si ya se habia maquillado como le indico, si habia depilado su vello genital, y sobre todo si bajo el kimono no habia ninguna otra pieza de ropa, mientras Tsumi, asentia, caminando rapidamente sobre la madera, adentrandose totalmente en la estancia del señor.

- Ahora debo dejarte, pequeña, no temas, se valiente y encantadora como tu sabes y ten - le dijo mientras le acercaba un pequeño trozo cilindrico de madera pulida - si en algun momento sientes dolor, ponlo en tu boca, y muerdelo, eso te aliviara, aunque espero que no tengas que usarlo, y alejandose de ella, caminando hacia atras sin dejar de mirarla, desapareció.

Tsumi, se quedó sola, su presencia de animo era minima, pero se aguantaba en pie, y sus ojos intentaron distraerse revisando cada detalle de la amplisima estancia, sin poder evitar sentir estremecimientos cada vez que la imagen del shogun llegaba a su mente.

Casi enseguida, El shogun Minamoto, entró acompañado de varias de sus asistentas personales, Tsumi reacciono, postrandose en silencio ante el, sin levantar la cabeza hasta que fuera llamada.
Podia escuchar como las mujeres, que llevaban los estrafalarios kimonos obi, recargados y de colores chillones, contrastaban profundamente con el de ella, elegante, discreto y a la par sensual pues se pegaba a su cuerpo como una segunda piel. Los sonidos de la armadura, y corazas del shogun siendo retiradas y aparcadas, y el movimiento de unas y otras al servicio de su señor, eran el unico sonido que podia escuchar, pero podia sentir los ojos del shogun clavados en ella, aun sin verlo.

Finalmente, el shogun quedo cubierto simplemente con un pantalon semi corto blanco de seda, y un fajin negro en su cintura, los tatuajes de sus brazos y pecho hablaban de los hombrs que habian muerto en lucha contra el, y de muchos horrores que Tsumi, no deseaba conocer, pero se escucho la voz de Minamoto, masculina, recia ypotente en la sala

- Tsumi, ven, acercate..

Ella se incorporó, y anduvo despacio y con respeto hasta llegar a los pies de Minamoto que se encontraba sentado con las piernas cruzadas, sobre unos cojines, frente a ella, y la observaba estudiando sus reacciones, mientras las mujeres a su servicio, le acariciaban brazos, piernas y espaldas, como una legion de pulpos a su servicio.

- Soy tu danna, tu señor, vas a ser mi entretenimiento diario, vas a servirme bien, y tu primer trabajo sera preparame un te, para a continuacion, contribuir a mi relax, tocando algunas canciones mientras yo disfruto de otros placeres..

Sin saber que otra cosa decir, Tsumi asintió en una reverencia y empezo a moverse para preparar todo lo necesario para la ceremonia que iba a realizar.

Acercó una pequeña mesa de madera negra pulimentada, con unos adornos blancos de dragones lacados, y con unas velas pequeñas, iluminando, empezó a realizar la ceremonia del té. Frente a ella, las mujeres que mimaban al shogun, desnudaron sus cuerpos de los obi que las cubrian, mostrandose ante ambos completamente desnudas, sus caras blancas tambien, parecian inexpresivas, pero sus cuerpos se frotaban y ofrecian al placer de su señor. Sus sexos totalmente depilados, se mostraban sin tapujos para el hombre que podia hacer que su vida fuera un sueño o una pesadilla, y el shogun, manoseaba mas que acariciaba, aquellos pequeños pechos y tambien los sexos de sus esclavas sexuales, mientras Tsumi, continuaba imperterrita, su ritual, poco a poco el aroma del te se empezo a dejar sentir en la estancia, y en un par de ocasiones sus ojos se cruzaron con los de Minamoto, que no perdia de vista ningun detalle de la maiko Tsumi.

Las mujeres, desnudaron totalmente a Minamoto, y mientras un par de ellas se alternaban en lamer y chupetear su pene, erecto ya, otras seguian expuestas a las manos de su señor, quese adentraban en las vaginas, logicamente humedecidas, o retorcian con cierta contencion los pezones de los pechos para en otros momentos, apretarlos con ira.
Pero ellas imperturbables, seguian con su quehacer, y tras unoslargos minutos en que Tsumi habia sido observada en todo momento por su Shogun, se dispuso a dar entrega de la taza de te caliente y aromatico al mismo, que la tomo en su smanos, sorbiendo, sonoramente por cierto, el contenido de la misma para acabar con un gruñido de satisfacción...

Devolviendo la taza a Tsumi, señalo al mismo tiempo con un gesto, donde se encontraban los instrumentos, y ella, se acerco hasta ellos para empezar a tocar y cantar mirando a su señor, que en aquel momento se habia puesto en pie, con una de las mujeres arrodillada ante el, con todo su pene erecto entrando y saliendo de la boca, el shogun bramaba de placer, era innegable que le gustaba como aquella mujer le estaba practicando la felación, hasta que tomando la cabeza de ella entre sus manos, la apartó de su polla, que eyaculó con potencia varios chorros de semen que cayeron sobre la cara de la mujer, y a la que se acercaron presurosas varias de las demas, para lmer de su cara el nectar de su protector, mientras otra se afanaba en limpiar de cualquier residuo el semen que quedaba en su miembro, que se iba relajando ya.

Tsumi, tocaba y cantaba, de hecho, mientras Minamoto se habia dedicado al placer sexual, ella habia cantado ya tres canciones, sin dejar de mirar como ellas, le acariciaban besaban lamian y chupaban sin cesar..pero ahora los ojos del shogun estaban clavados en ella, y con una orden de su recia voz, las mujeres desaparecieron, dejando a Minamoto desnudo ante su maiko recien adquirida.

Minamoto, se volvió a sentar en el suelo, escuchando las canciones de Tsumi, hasta que tras unos veinte minutos, la mando callar. Tsumi obedeció en silencio, permaneciendo quieta mientras veia como él, nuevamente tenia su miembro erecto, y la polla se elevaba por entre sus muslos directamente mirandola a ella, y tsumi no habia visto jamas ninguna, era su primera vision del miembro masculino, y la estaba afectando en su cuerpo y en su mente, pero la voz de Minamoto la devolvió a la realidad..

- Ven, desnudate y muestrame tu cuerpo..

ESa era la orden que menos habria querido escuchar Tsumi, pero sabia que iba a existir, y en silencio caminando despacio sobre sus zuecos altos, llegó frente a su señor, deshaciendo los nudos que sujetaban su kimono de seda, y abriendolo lentamente ante el, pudo comprobar como los ojos de Minamoto destelleaban con deseo, al ver su cuerpo, tan hermoso y femenino, como sensual, como los pequeños pechos estaban coronados por unos pezones oscuros y erectos, como la sedosidad y la tibieza de su piel, se podian intuir, y como la curva de su vientre, conducia la mirada hasta los labios de su sexo, que se mostraban impudicos ante su amo.

el kimono resbalo hasta el suelo, y Minamoto la hizo arrodillarse para susurrarle muy lenta y hasta de forma tierna...

Tsumi, tal vez sientas miedo en estos momentos, pero soy tu señor y te voy a cuidar, no quiero a esas prostitutas que no sienten nada cuando las acaricio, ni tampoco quiero maltratarte, pero ser mia, es algo mas que servir mi te y cantar para mi, soy el seño rde tu cuerpo, de tu mente, de todo lo que puedas soñar porque yo puedo ofrecertelo, pero a cambio, te quiero a ti, toda para mi

las palabras de Minamoto, no le devolvieron la calma, pero tampoco la hicieron temblar más, sabia lo que iba a pasar y era inevitable, asi que asumiendolo nuevamente, volvio a reverenciar a su señor.

el se incorporó, poniendose en pie ante ella, y la mando arrodillarse...tomandola de su cabeza, acerco su miembro erecto a su cara, y lo froto por toda ella, Tsumi intentaba besarlo sin mucho exito, y hasta que el tomandolo en su mano, y apuntando a su boca, no se la ofreció, no pudo sentir por vez primera lo que era sentir el sexo de un hombre en su boca, no obstante habia leido mucho, y le habian explicado que debia hacer en esos momentos, sus labios acariciaban la polla erecta, mientras la boca engullia una y otra vez con lentitud aquel miembro, que a ella se le antojaba monstruosamente grande, pero continuaba, continuaba, y al mismo tiempo su cuerpo reaccionaba con oleadas de flujo llenando su vagina y resbalando por entre los labios para bajar en goterones por sus muslos..

Minamoto, follaba su boca cada vez con más impetu, pero no queria acabar alli, asi que apartandose de ella la hizo ponerse a cuatro patas, con sus pechos y manos apoyados sobre la madera, y se coloco de rodillas tras ella, frotando con su pene, los labios expuestos ante el, y el clitoris que se asomaba por entre ellos, todo brillando de l ahumedad de su coño de geisha.

Entonces decidió penetrarla, y le clavo su polla en el interior de su vagina sin ningun cuidado, en ese Tsumi se sintió sobresaltada, empalada, y realmente perturbada, al mismo tiempo que un extraño placer y un extraño deseo la envolvian en un manto desconocido de sensaciones.

El shogun era de todo menos delicado, sus jadeos eran como bramidos y su smanos eran todo menos delicadas, mientras la follaba de aquella manera, sus dedos intentaban penetrar el ano de Tsumi al mismo tiempo que la polla la taladraba una y otra vez, sentia los dedos, primero uno, y luego otro llenando su delicado ano, y al mismo tiempo transtornandola, su coño estaba mas humedo que nunca, su cuerpo se estremecia en estallidos de placer y gemia qudedamente sin cesar, de repente, Minamoto, retiro su polla del coño para embestir su ano ya dilatado y Tsumi no pudo reaccionar a tiempo, para moder el cilindrito d emadera que le habian prestado, se sintio traspasada por una polla durisima y caliente que la levantaba del suelo, mientas las manos de Minamoto, apretaban sus delicadas tetas con furor animal descontrolado, el seguia empujando y ella recibia embestidas que no arreciaban ni un segundo, hasta que ella sintio una oleada de jugos que se derramaban desde el interior de su coño, ahogandola en un grito de placer, que coincidió con el instante en que Minamoto dejo de sodomizarla para colocarse ante ella y su boca abierta, hundiendo su polla en aquella boca roja que recibió de rpente, todo el semen que el eyaculó gritando como un poseso de placer.

Al acabar de eyacular y mientras Tsumi tragaba la lech ede su señor unas pequeñas gotas se escaparon por la comisura de sus labios , pero su lengua las recogió para tragarlas tambien, no sabia como ni porque, pero el miedo habia desaparecido, el placer habia llenado ese espacio que ocupaba el miedo y ahora, sorprendida, miraba a su señor con otros ojos...

Minamoto se fue..caminando lentamente a darse un baño y Tsumi salio tras el para ayudarlo, era su obligacion..

10.02.2007

Tapper Sex Primera parte

PROLEGOMENOS

Carol estaba nerviosa, eran las 11 de la mañana y por fin iba a ver cumplido uno de sus ultimos deseos, en media hora se reuniria con sus amigas para asistir a una reunion tapper-sex, y se sentía excitadisima con la idea, puesto que su timidez la habia tenido siempre acomplejada, pugnando contra su mente sensual, que la llevaba a mundos de lujurias y placeres.
Jamás había ido a un sex-shop, y pese a que desde la tranquilidad de su habitacion, conectada a internet habia podido explorar paginas eroticas, y ver y desear a otros hombres desde la seguridad de un chat, anhelaba tener algunos de esos juguetes sexuales, con los que se excitaba, y que hasta ahora se había mostrado incapaz de comprar.

Se vistió con cierta discrecion, un elegante pero sobrio vestido blanco corto, sin mangas, hacia que su bronceada piel destacara al timepo que se adaptaba a su figura, que sin ser la de una top model, si mostraba cierto atractivo, y tambien se encontraba satisfecha porque esa reunion que seria en casa de su amiga Tina, seria en compañia de sus otras cuatro amigas, lorena, eva, montse y pilar.

Dandose los ultimos toques de perfume, se apresuró a tomar el bolso y las llaves y salir de casa para ir directamente dando un paseo hasta el piso de Tina, que se encontraba a unos pocos minutos. Al salir a la calle y ser acariciada por el calido sol de Septiembre, respiro para tranquilizase, puesto que su excitacion se mantenia y se iba incrementando, sentia la humedad entre sus piernas, y por un momento, recordó la noche anterior cuando desnuda y muy caliente, estirada en la cama, se autoacariciaba sus pechos y pezones, y se penetraba con sus dedos hasta explotar en un orgasmo estupendo que la relajo por completo permitiendola dormir toda la noche.

Caminaba segura de si misma, con elegancia, y sin percatarse de que los hombres con los que se cruzaba la miraban con mayor o menor descaro, ajena a todo su paso firme la iba acercando a su maximo deseo.

Pasados unos minutos, se hallaba ante la puerta de la escalera donde vivia Tina, y llamo al interfono, ansiosa espero hasta que la voz de Tina se oyó junto con el ruido de risas y grititos de fondo, la puerta se abrió y Carol, mas nerviosa y expectante que cuando salió de su casa, entro y subió al ascensor.

Tina la esperaba con la puerta abierta y una sonrisa picarona en su rostro, se saludaron besandose y entre risas nerviosas y entraron a la sala donde Tina habia dispuesto varias butacas, para todas ellas, y en las que se encontraban Pilar, Montse, Eva envueltas en una semi-histerica conversacion.

Carol, saludo a todas y tambien muy animada se sento junto con tina y mientras las mujeres hablaban, ella retrocedió en el tiempo unos años...

Acababa de separarse despues de un corto matrimonio lleno de decepciones, su marido la habia engañado y además apenas habian tenido sexo durante los tres años que llevaban casados, salia del despacho de su abogado, dispuesta a rehacer su vida, y prometiendose a si misma no volver a casarse, curiosamente, sus amigas de toda la vida se habian separado tambien recientemente, y habian formado una especie de club de mujeres juramentadas contra los hombres egoistas que las habian mantenido casi en una existencia gris.

Volviendo a la realidad, las cosas habian cambiado, Pilar y Montse, habian vuelto a emparejarse, aunque no vivian con sus parejas, y su vida sexual habia mejorado notablemente, Eva, habia tenido varios novietes que no le habian durado demasiado, porque ella no queria tener relaciones largas, y Tina, se habia convertido en la devorahombres del grupo, mas abierta, y mucho mas lanzada que el resto, Tina habiatenido multitud de relaciones con hombres y mujeres, ligeramente exhibicionista le encantaba provocar, y sobre todo provocar a los hombres, a la memoria de Carol llegaron las imagenes de ellas dos en la playa, tomando el sol, acompañados del hijo de tina, y ambas en top-less, siendo observadas por todos los hombres que las rodeaban, el caracter jovial y alegre de tina, las hacia reir de manera franca y ruidosa, y eso llamaba aun mas la atencion del genero masculino, pero cuando parecia que algunos de ellos iban a entrar en conversacion, Tina se levantaba para dar aceite al cuerpo semidesnudo de Carol, (cosa que a Carol secretamente no solamente le gustaba, sino que la ponia muy caliente), y se entretenia extendiendo el aceite sobre el vientre y pechos de Carol, bajo la casi babeante mirada de los miembros del genero masculino que las rodeaban...si, asi era Tina, provocadora, pero divertidisima y la queria con locura.

Volviendo a la realidad, Carol, escuchaba las palabras de sus amigas, al tiempo que las observaba, todas habian escogido vestidos cortos aunque discretos, la mas provocativa, como siempre, tina, llevaba un vestido mucho mas corto y unos tacones de vertigo que la realzaban, sus bonitas piernas bronceadas y su pecho recien operado, se destacaba en su cuerpo, mientras que su sonrisa de oreja a oreja dejaba bien a las claras que estaba muy muy a gusto!!

RIIIIIIIIIIIINGGGG

El interfono sonó, no podia ser otra que Paula, la mujer que les iba a dar la reunión de TapperSex, y tina fue corriendo a abrir la puerta, mientras en los rostros de Eva, Pilar, Montse y Carol, se dibujaban sonrisas llenas de emocion...

LA REUNION

Tina entro en la salita, acompañada de una mujer joven, alta y muy atractiva, de cabellos rubios largos y vestida con un traje con falda de color verde oliva, llevaba un maletin de tamaño grande en su mano y las saludo con dos besos a cada una presentandose a ellas, mientras tina, tomaba asiento junto a sus amigas, Paula lo hizo enfrente de ellas, ante ella, una mesita serviria para ir colocando los diferentes artilugios y elementos que por el momento permanecian ocultos.

Durante unos minutos, la voz de Paula, desgranando cual era su trabajo y que le encantaba estar en contacto con mujeres en sus hogares en esas reuniones, y sobre todo, porque con su trabajo contribuia a mejorar su vida sexual, y mientras hablaba abrió su maletin fue colocando diferentes juguetes en la mesita, aunque en el maletin aun se veian muchas mas cosas, sin quedar claro de que se trataba..

Un Consolador de tamalo respetable metalizado, otro en forma mas curva y tambien de tamaño grande semitransparente de color amarillo-anaranjado, un consolador doble, con unos botoncitos en su base, una cosa con forma de mariposa, unas pinzas chiquitinas, unas bolas pequeñas, enlazadas unas con otras a traves de un cordelito, otras bolas (2) de tamaño más grande tambien unidas por un cordelito, unos frascos de cristal con liquidos de diferentes colores, fueron los primeros elementos que se quedaron dispuestos sobre la mesita, ante la mirada expectante de las 5 mujeres, que se removian inquietas en sus asientos, no podian evitarlo, la excitacion iba aumentando progresivamente, cuando Paula les fue informando de los diferentes, aunque obvios usos de ellos las sonrisas se ampliaban y cuando por fin les permitio tocarlos y observarlos se lanzaron sobre ellos como lobas.

Carol cogio el objeto con forma de mariposa, le intrigaba, mientras sus amigas tomaban el resto, Tina, por supuesto, tomo el consolador doble, y Carol sonreia semiavergonzada porque no se habia atrevido a hacerlo ella.

Paula, viendola dubitativa se acerco a ella y le explico el funcionamiento de la mariposa, con unas pequeñas ventosas se aplicaba sobe el clitoris y pulsando un botoncito, empezaba a vibrar, Paula colocó la mariposa sobre uno de los pechos de Carol, para mostrarle directamente sobre su pezon, como fncionaba, e inmediatamente la vibracion del aparatito sobre su pezon gneró una oleada de flujo en su vagina y unas palpitaciones intensas, mientras Carol se quedaba ligeramente en el limbo, Paula seguia dando explicaciones a las chicas, incitandolas a que si querian probarlo podian hacerlo sin dudar, y por un instante se hizo el silencio, Paula consciente de los pudores, les dijo que no era necesario que lo probaran alli mismo, sno que podian ir a alguna habitacion o al baño, y casi al instante, Eva tomando uno de los frascos de la mesita se levanto para ir al baño, mientras Paula le recordaba, leete las instrucciones de la etiqueta..

Pilar, acariciaba el consolador plateado mientras Montse olia y lamia el semitransparente y lo pasaba por su cuerpo, Tina, más lanzada, ante los ojos de sus amigas, separó sus piernas para apartarse el tanguita que cubria su sexo y empezó a acariciar su clitoris con la punta del consolador doble, moviendolo entre sus labios con lentitud, y apretandolo contra su vagina..empezó a introducirlo, muy muy despacio, era evidente que las chicas estaban todas alteradas, Montse y Pilar miraban como Tina se iba introduciendo el consolador en su coñito hasta tenerlo todo dentro, y el otro miembro del mismo, se apretaba contra su clitoris, Tina movia su mano, girandolo dentro de ella, y con unos movimientos penetradores, que la hicieron exhalar unos gemidos de placer, Carol, sin ser muy consciente, separo sus piernas y puso su mano sobre su pubis, sintiendo la humedad y el calor, mientras Pilar y Montse se subian sus vestidos hasta la cintura, y se quitaban sus culottes, para imitar a Tina con sus respectivos consoladores, Paula se levanto dirigiendose a carol, para ofrecerle su ayuda con la mariposa, y Carol que era incapaz de articular palabra, se dejo subir el vestido y tambien dejó que Paula le bajara el tanguita blanco que ocultaba su depilado coño, sentandose a continuacion con las piernas separadas mientras Paula le colocaba la mariposa sobre su clitoris,y le daba al botoncito de vibracion..

En ese instante las chicas estaban totalmente entregadas al placer, los gemidos de Tina, cada vez mas intensos, los de Pilar y Montse se confundian, Carol, sentia la vibracion de la mariposa en su clitoris y estaba cada vez mas cachonda y mojada, mientras no dejaba de mirar, como Montse y Pilar se ayudaban la una a la otra, con sus consoladores, follandose mutuamente y gritando de placer, Tina no necesitaba ayuda, se habia colocado el doble consolador de nuevo, esta vez penetrandose el ano y el coñito al mismo tiempo, y apoyandose en los brazos de la butaca iba dando saltos sobre el consolador que la penetraba en dos agujeritos al mismo tiempo, y en ese momento llego Eva, que venia agarrandose a la pared, el liquido que habia cogido era un excitante, y untando su tambiendepilado coñito con el, iba recibiendo de forma alternativa sensaciones de calor y de frio que la habian puesto muy muycachonda, Paula la recibio y ofreciendole la pareja de bolas chinas, la ayudo a levantase el vestido tambien y como debia colocarse las bolas en su vagina, pero Eva, no podia ni hablar, su coñito brillaba al ser descubierto del tanga, y era de la humedad que lo empapaba, Paula la hizo sentarse y le introdujo primero una y luego la otra bola en su vagina, apretandolas con sus dedos, todas las mujeres de la reunion estaban gimiendo al mismo tiempo, cada una por separado, Montse y Pilar empezaron a gritar de placer corriendose casi al mismo instante y dejandose caer sobre sus butacas, Tina empezo a tamblar y ulular mientras con los ojos cerrados no dejaba de moverse hasta explotar en un orgasmo tambien y Carol, se apretaba sus pechos y pezones, sintiendo las caricias vibratoria sde la mariposa que la llevaron al climax de forma fulminante,
mientras Paula ayudaba a Eva a caminar por la sala, sintiendo como entrechocaban las bolas en el interior de su vagina, y las oleadas de frio y calor que el liquido que se habia puesto la llevaron a apoyarse contra la pared y quedarse muy quieta gritando como loca hasta acabar tambien corriendose de placer...

En ese momento Paula, volvió a su butaca, sonriendo, y dirigiendose a las chicas mostró su satisfaccion por ver que habian podido sentir el placer que podian recibir y que parecia que los juguetes estaban siendo de su agrado.

Les explico que si querian adquirirlos cuales eran sus precios y que si querian probar algun otro, solo tenian que lavarlos con agua si sentian algun escrupulo e intercambiarlos despues..

tina mostro interes por las dos bolas, y Montse y Pilar por el consolador doble y el liquido excitante, Carol, tambien deseaba las bolas y el consolador doble, y como ninguna de ellas sentia ningun tipo de escrupulo intercambiaron los jueguetes, probando Eva la mariposa y aceptaron la sugerencia de paula de desnudarse por completo para sentirse mas comodas.

Durante unos veinte minutos, las cinco mujeres desnudas se dedicaron a probar los juguetitos nuevamente, y con el mismo satisfactorio resultado, tina con sus bolas tuvo un orgasmo impresionate, y era muy excitante ver como mientras se masturbaba al tiempo que las bollas llenaban su vagina, sus perfectas tetas se movian oscilantes, Eva con la mariposa pegada a su clitoris, se penetraba al mismo tiempo con los dedos su coñito rosado, Montse y Pilar se alternaban probando el doble consolador del que Paula tuvo que sacar otra unidad par que Carol tambien pudiera degustar las posibilidades de placer que permitia....y todas juntas en cuestion de segundos, volvieron a llenar la salita de gemidos, jadeos y gritos de placer que aun ponian mucho mas cachonda a Carol, no recordaba nunca haber estado tan caliente como lo estaba en aquel momento, y la excitaba mucho mas la mirada de Paula, que parecia horadarla con ella...

nuevamente, tras haberse corrido todas, y calmado ligeramente un poco, Paula les cobro los importes de los juguetes, entregandoselos a las chicas, que estaban deseando sentirlos ya como suyos, Carol, compro la mariposa, las bolas chinas, el consolador doble y el liquido excitante, por una cantidad que la sorprendio porque esperaba que fuera mucho mas caro, tina se quedo una unidad de cada cosa al igual que Eva, Y montse y Pilar se quedaron solamente el consolador doble.

Cuando Carol creia que aquello se habia acabado y que ya podrian irse, Paula la sorprendio con su spalabras, y ahora queridas mias, el segundo plato del menu..

3.12.2007

Imaginacion (1ª Parte)


Preludio


Tomás se había levantado pronto aquella mañana, el rumor del fuerte viento nocturno le había mantenido casi en vela, había dormido poco y no obstante se sentía de buen humor, iba a conocer a Noelia y eso le hacía sentirse bien.
Tomó una larga y relajante ducha, dejandose acariciar por el agua tibia, que iba formando formas caprichosas por su cuerpo mientras el apoyado contra la pared, disfrutaba de aquellas humedas caricias, hasta que cerró el grifo y salió para coger el albornoz y las babuchas, frotandose el cuerpo vigorosamente, fue hasta la cocina donde se preparó un capuccino caliente y lo saboreaba mirando por la ventana, si, decididamente el viento era fuerte, agitaba las ramas del sauce del jardín y veia como la ropa tendida en las terrazas de las casas de enfrente ondeaban agitadas ante la fuerza del viento.

Acabó su café y fue a la habitación, iban a ir a dar una vuelta por el lago, estaba seguro que le gustaría a Noelia caminar y pasear por allí, se colocó los boxers y busco ropa comoda y casual para aquella salida, unos tejanos, una camisa tejana tambien y unos calcetines, y se fue vistiendo cuando recibió un sms en su movil que le hizo respingar sobresaltado, corto y escueto, pero revelador: “Estoy en camino”, sonrió y acabo de vestirse mientras miraba el reloj de pared que le indicaba la hora, hizo sus calculos y tomo sus trastos antes de salir de casa, queria hacer algunas fotografias del viento agitando los arboles del vecino bosque, y al salir por la puerta, se dio cuenta de la verdadera fuerza del mismo, y del frío que le acompañaba, aunque un sol que empezaba a levantarse por el horizonte, le hacia presagiar que no sería tan mal dia como parecía a priori.

Caminó, observando los coches que circulaban por la carretera, y tambien se fue dando cuenta que la temperatura iba cambiando, hizo unas cuantas fotografias y entró en un bar para tomar otro cortado.

Cuando estaba tomandose el café, sonó su movil, era Noelia, ya habia llegado y una especie de escalofrio de placer recorrió su espalda, tenia muchas ganas de verla y sobre todo tenía ganas de enseñarle lugares y pasear junto a ella por los rincones que tanto le gustaban, pagó un euro al camarero que apaciblemente leia el periodico y salio rapidamente al encuentro de su amiga.

El encuentro

Caminó por las calles hasta que vió el coche blanco aparcado y con la puerta abierta esperandole, se acercó y Noelia salió sonriendo, con esa sonrisa increible que se dibujaba en su rostro, y se acercó a ella para saludarla y darle dos besos, el viento seguia soplando con intensidad y subieron al coche, dando la vuelta y dirigiendose hacia su destino, El lago.

Mientras iban por la carretara, Tomás iba dando indicaciones a Noelia, sobre que camino tomar mientras iban hablando de cosas intrascendentes, hasta que llegaron finalmente al lago, cuyas aguas estaban de un maravilloso color turquesa y talco, alternandose en capas ante sus ojos.
Noelia miraba al lago y estaba extasiada, los arboles, el agua, las construcciones, las montañitas que lo redeaban y al fondo, sus montañitas, como ella las llamaba, el pirineo nevado asomandose ante ellos y mostrando toda su belleza.

Caminaron bajo el viento, viendo como las olas rompian, como los patos fuera del agua en su mayoria estaban sufriendo tambien las inclemencias del tiempo, excepto algunos pocos que dentro del agua intentaban sortear las olas y las salpicaduras, nadando contra corriente, Noelia estaba bellisima, abrigada con su cazadora y armada con su camara estaba como poseida por un anhelo maravilloso, cerraba los ojos y parecia respirar con intensidad, los abria y sus ojos mostraban placer por la belleza que veian, Tomás se mantenia en silencio dejando que ella disfrutara y la observaba con discreción, se sentía atraido por su figura, esbelta, con la piel tostada, con los tatuajes que sabia que la cubrian y sentia el latigazo del deseo aparecer cuando la observaba, pero sacudia su cabeza y volvia a mirar al lago, mientras seguian caminando, bajo los platanos que bordeaban el mismo, recorrieron caminos y llegaron hasta un mirador desde el cual podian observar la superficie del lago en su majestuosidad y belleza, a Noelia se la seguia viendo disfrutar, la sonrisa dibujada en su rostro, los ojos brillantes, su caminar felino y sensual, otro latigazo de deseo recorrió el cuerpo de Tomás, y se sorprendió a si mismo, deseando en aquel instante poder abrazarla con fuerza, poder besarla y sentir su calor, su energia, pero se contuvo, no tenia ni idea de si ella podía sentir algo remotamente parecido, y ella era una chica estupenda, simpatica y agradable, y no queria perderla ni como amiga, por que su mente fuera mas calenturienta de la cuenta.

Caminando y disfrutando del paisaje fueron pasando las horas, y llego el momento de despedirse y volver cada uno a sus labores y quehaceres, conduciendo de vuelta, seguian hablando de lo que habian visto, y de algunas cosas mas personales que se fueron contando, estaba claro que habia simpatia y afinidad, y sobre todo que ambos se sentian a gusto.

Finalmente, llegaron al lugar donde debian separarse, Tomás bajo del coche e indicó a Noelia, el camino de vuelta y tras un par de besos, se dirigió hacia su casa, mientras Noelia enfilaba la carretera hacia la autopista y desapareció de su mirada.

Al entrar en casa, Tomas preparó la comida y se entretuvo haciendo algunos retoques de sus fotos, y luego estuvo un rato leyendo periodicos y escuchando noticias, hata que un sms, sonó en su movil: “Ya estoy en casa, el viaje bien, un beso”, el sms de Noelia, dibujo una nueva sonrisa en su rostro y tras la comida, decidió dar una cabezadita en el sofa, asi que encendió el televisor, y mientras miraba un documental sobre la tala de arboles en la amazonia…se durmió!


El Sueño

Tomás se había acercado por detrás a Noelia, abrazandola mientras ella contemplaba la superficie del lago, y transmitiendole su calor, no pudo evitar besar su nuca y sentir el estremecimiento que recorrió el cuerpo de Noelia al hacerlo, y se apreto contra ella muy despacio, mientras un pequeño gemido escapaba de la garganta femenina, siguio besando la nuca y sus manos subieron hasta los senos menudos por encima de la cazadora.
Noelia se dio la vuelta mirandole a los ojos, la lengua asomaba traviesa entre sus labios y las bocas se fueron acercando lentamente, hasta fundirse en un largo e intenso beso, en el que las lenguas se introducian en las bocas y caracoleaban mientras las manos recorrian acarciantes las espaldas.
Tomás apretó su cuerpo contra el de Noelia para que ella sintiera su excitación, y ella hizo lo mismo, separando ligeramente sus piernas, Tomas coloco una de las suyas entre las de ella, sintiendo el calorcillo que emanaba de su entrepierna, mientras las palpitaciones de su polla aumentaban a cada segundo y las manos se volvian mas atrevidas. Noelia introdujo una de sus manos bajo la chaqueta y camisa de Tomas acariciando con sus uñas la espalda masculina, y la otra se abrio camino entre el pantalon y el boxer, apretando con fuerza la nalga y atrayendolo hacia el, mientras la pierna de Tomas se frotaba contra su entrepierna, ella reaccionaba a esa caricia, moviendose al mismo tiempo y los gemidos quedos se escapaban de ambas gargantas al mismo tiempo.

Tras esos primeros instantes, se separaon sus bocas durante un segundo en el que Noelia susurró…vamos a otro sitio..y reandaron el camino hacia el coche, deteniendose varias veces para volver a besarse y acariciarse, en una de esas paradas, la mano de tomas se metió bajo la ropa de Noelia, llegando a su seno, acariciandolo, era suave y calido, desprendia calidez y estaba duro por el deseo, como lo estaba su pezon, que reaccionaba positivamente a los dedos de Tomas que lo pelizcaban con suavidad y lo apretaban mientras se besaban, pero ella volvio a cogerlo de la mano para finalmente llegar al coche, que estaba aparcado en una zona descampada.
Noelia desplazo el asiento del conductor hacia delante y se coloco en el asiento trasero cerrando la puerta y tomas hizo lo propio a su vez, pusieron el seguro y volvieron a besarse una vez mas…esta vez, los besos eran lujuriosos y llenos de pasion, la mano de tomas se coloco entre las piernas de Noelia, apretandose contra su coño, y sitiendo el calor que emanaba, la de Noelia, fue directamente a su polla marcandose sobre el tejano, apretandola y sintiendola, las lenguas seguian enroscandose y el deseo aumentaba segundo a segundo.

Apresuradamente se quitaron las chaquetas y las manos desabonotaron camisa y blusa, para seguir con los botones y cremalleras de los pantalones, Noelia se separo momentaneamente, mientras bajaba la cremallera del pantalon de Tomas, y apartaba el boxer, sacando la polla dura, erecta y nervuda de tomas, que no dejaba de moverse, y la tomo con su mano, le encantaba su suavidad, el olor que emanaba y acercando su boca a la polla la empezo a besar y lamer, desde la base hasta la punta hasta que la introdujo completamente en su boca, mojandola de su saliva y asaeteando el glande con su lengua, mientras las manos de tomas acaricaiban su espalda y sus nalgas y se abrian camino entre los labios de su coño, totalmente empapados y se introducia con un par de dedos en su vagina, la boca de Noelia solto la polla para buscar de nuevo la boca de Tomas, pero su mano seguia sujetando el miembro palpitante y se movia por ella masturbandolo con lentitud, Tomas se sentia estremecer, todo su ser temblaba y disfrutaba tanto con las caricias de noelia, como con la sensacion de excitación que le producia penetrarla con sus dedos y mojarse de sus flujos, mientras a su vez la masturbaba.

Era tanto el deseo que se habia creado, que ya no podian mas, se bjaron lso pantalones y quitaron los zapatos, la ropa interior de Tomas cayo sobre la alfombra del asiento trasero y Noelia se sentó a horcajadas sobre él, apartando la braguita a un lado de sus labios, la polla erecta se apretaba contra su coño y se dejo caer lentamente, nada la gustaba tanto como sentirla introducirse dentro de ella lentamente, llenandola poco a poco, y moviendo su vagina de forma que casi estrangulaba la polla, para relajarse al cabo de unos segundos y dejarla entrar un poco mas, mientras sentia sus pechos duros, y sus pezones que eran lamidos por la boca ansiosa de tomas, que los succionaba y mordisqueaba al mismo tiempo que la polla iba penetrandola hasta lo mas profundo de su vagina.

Finalmente, ya totalmente detro de ella, las bocas volvieron a besarse, las manos de Noelia acariciaban la cabeza y cabellos de Tomas, las de Tomás, separaban un poco mas las nalgas de Noelia, y ella se movia en pequeños circulos y de adelante hacia atrás, frotando su clitoris contra el pubis masculino, y tomas empujaba, muy lentamente, y se retiraba muy lentamente tambien, haciendo que la polla se moviera resbalando dentro de la vagina femenina, poco a poco los cuerpos se iban acelerando y el placer aumentaba, Noelia se tiro ligeramente hacia atrás, y su cuerpo se arqueo tras varios minutos de movimientos penetrantes, y se sacudió por un orgasmo que la electrizo, aprentado con fuerza la polla de tomas dentro de su coñito, y temblando y estremeciendose de placer..hasta dejarse caer sobre el, buscando una vez mas su boca…se detuvo un instante, mirandole, sonriendo, estaba disfrutando, y le encantaba lo que sentia, pero se incorporo para que la polla se saliera de sus entrañas y volviendo a tomarla con sus manos y succionandola con su boca mamó y chupó aquella polla golosamente, Tomas levantaba sus nalgas con cada succion, para llegar mas profundamente en la garganta femenina, y llegó elmomento en que ya no podia mas, sentia la leche quemandole en su recorrido mientras subia por su polla y gritó: Me Corro, Noelia retiro su boca y sujetando con una mano el pene y los testiculos, con la otra subia y bajaba por el miembro cada vez mas deprisa hasta que de repente, Tomas se arqueó y un chorro de leche salió disparado hacia arriba, cayendo sobre las tetas y el vientre y mano de Noelia, y tambiens obre su propia polla, la mano seguia moviendose y un segundo y tercer chorrito de leche siguieron el mismo camino, hasta que Tomás se relajo y se dejo caer sobre el asiento nuevamente, momento que Noelia aprovecho apra volver a mamar aquella polla empapada en sus propios flujos y en el semen, recogiendolo con su boca y saboreandolo stisfecha…

Al Abrir sus ojos Tomas, vio como Noelia lo miraba directamente y se acercaba a el para volver a besarlo, con los restos de semen todavia en su boca, al compartir el beso intercambiaron con la saliva el salado sabor de la leche de tomas…

Tomás despertó de su sueño agitadisimo, acababa de darse cuenta de lo que habia soñado, y se lamentaba que tan solo hubiera sido eso, su pene estaba erecto, estaba caliente y lleno de deseo, pero estaba solo, Noelia no estaba alli…



Despierto

Tomás se sentía confuso, había sido un sueño tan real, tan vívido que le habia parecido totalmente real, su brazo se habia extendido en la cama buscando a Noelia, que no estaba allí y la decepción se había dibujado en su rostro, mientras todo su cuerpo seguía agitado por el deseo, su miembro estaba erecto, y notaba en su interior el fuego del deseo que ansiaba ser saciado, notaba la sangre llenando la carnosidad muscular de su pene, y como palpitaba locamanente…

Estaba claro que no iba a poder dormirse tan fácilmente, y por otra parte la sensación que sentía era tan intensa que se acomodó como pudo en la cama mientras su mano derecha tomaba el miembro herguido y endurecido por la pasión. Instantaneamente noto en su mano la dureza, el calor, y como los latidos del corazon se sentian tambien en su polla, la miraba, con el glande al descubierto y supurando por el agujerito que la coronaba una gota semitransparente…la extendió por el glande sintiendo una sensacion muy agradable, su otra mano jugueteaba con una de sus tetillas haciendo circulos alrededor, la mano derecha se movía lentmente, acariciante por todo su miembro, y cerró los ojos para disfrutar mejor la sensación, no era plenamente consciente de lo que hacía, ni de lo que sentía, pero lo vivía al máximo, la mano que acariciaba su tetilla bajó hasta sus muslos, acariciandose mientras se masturbaba, las ingles, los testiculos..incluso su ano fueron rozados suavemente por sus dedos mientras el movimiento masturbatorio de la otra mano iba haciendose mas fuerte, mas rápido y todo su cuerpo se agitaba, apoyandose sobre sus pies, levantaba sus nalgas mientras la mano subia y bajaba cada vez mas deprisa por su polla dura, empujaba hacia arriba simulando las embestidas de la penetracion, y cada vez eran mas sonoros los jadeos y los gemidos que se escapaban de su garganta..

Sentia una especie de quemazon en lo mas interno de su pene, sentia punzadas de placer en su cerebro, agarró con fuerza la base de su pene con una mano y seguia moviendo la otra, cada vez mas rapidamente, sabía que no podría aguantar mas, estaba tan caliente, sentía tanto deseo mientras su cabeza solo podia imaginar el rostro de noelia, la sonrisa de noelia…

Notaba como el semen subía desde sus testiculos por su polla y en un instante explotó, varios chorretones de lecha espesa y calida salieron disparados hacia arriba, mientras la mano seguia moviendose una y otra vez, sin detenerse, un gemido intenso surgió de su boca y todo su cuerpo se arqueó manteniendose inmovil en tensión mientras eyaculaba sobre si mismo, el semen cayó sobre su mano, sobre su vientre y sobre su propio miembro…y los ultimos movimientos de su mano ayudaban a salir las ultimas gotas de semen que se vertian sobre su mano hasta que se relajó y dejo caer sobre el lecho…

Su respiracion acelerada todavia fue calmandose paulatinamente, sus manos esparcian por su abdomen y muslos el semen derramado…deseando tanto que Noelia estuviera alli..que fuera su boca la que lo recogiera y saboreara…hasta que totalmente satisfecho volvió a dormirse…

















Noelia

Se había sentido comoda con Tomás, le habia tomado mucho cariño y aprecio, incluso le gustaba como hombre, pero no sabía se era solamente que sentia atraccion por los hombres maduros o había algo más.
Tambien se había dado cuenta de las miradas que tomas, disimuladamente le habia dedicado y sabía perfectamente que a el le gustaba mucho y que la deseaba…y eso…de alguna manera le gustaba y la hacía sentirse bien…

Pero no quería complicarse la existencia, tenía su pareja, tenía sus fantasias y algun amigo con quien podía follar de vez en cuando en plan salvaje, no necesitaba nada mas, y no obstante, lo tenía en su cabeza, pensab en el por las mañanas y durante el dia, y le gustaba saber de el, y que el la explicara cosas, realmente, se sentia sorprendida de la afinidad que habian sentido y se daba cuenta, que de alguna manera, en algun momento, ella tambien lo deseaba, y deseaba sentir sus manos, sus labios sobre su cuerpo…

Sacudió la cabeza, intentando alejar esos pensamientos de su mente, pero no lo consiguió, sabía que tomás era un hombre muy apasionado y muy sensual, y eso la atraia, pero por otra parte sentía una especi de miedo a caer en una trampa, pero su cuerpo no la mentía, estaba pensando en el y sentia el calor ya conocido entre sus piernas, es más, notaba la humedad que iba aumentando, y sentía tambien como sus pechos se llenaban y los pezones se endurecían, si en aquel momento estaba sintiendo deseo…un deseo increible de estar con el, de abrazarlo, de besarlo, de tomar su polla y lamerla largo rato, succionarla cariñosa y suavemente, y de sentirla clavandose en su coño humedo, Dios…estaba empapada, mientras iba pensando, su mano habia bajado hasta su sexo, y notaba el clitoris palpitando y la humead entre sus labios y en la vagina aumentando cada vez mas…

Debatiendose entre el deseo y la prudencia…quiso hacerselo saber…y tomando su movil, envió un sms a Tomás…corto, pero intenso….”ahora mismo cariño, si, ahora mismo te deseo y querria sentir tu polla follandome” y lo envió..



 
Copyright by El Tejado del Gato 2005-2006-2007-2008-2009